How To Be Single

En el difícil pero encantador arte que es el vivir la vida que uno tiene lo mejor posible, las chicas, las mujeres, siempre hemos tenido un rol tan importante como el hombre aunque muchas veces no lo parezca o no se lo quiera reconocer o nosotras mismas con actitudes machistas, lo menospreciemos.

Pero lejos de embanderarme en el feminismo o en cualquier causa, me parece que lo mejor que una mujer puede hacer por sí misma para tener la vida que quisiera tener, es respetarse. Si no empezás por respetarte vos y hacerte respetar, difícilmente logres lo que soñás y lo más probable es que te dejes llevar y arrastrar por lo que los demás decidan por vos.

Cuando comprendamos que lograr lo que soñamos significa que lo tenemos que lograr nosotras mismas poniéndonos en acción por nosotras mismas, tantas luchas por la igualdad ya no serán necesarias.

Cuando entendamos que pensar en nosotras y cuidarnos y respetarnos no es un acto de egoísmo sino un derecho, las cosas, mi querida, solo pueden mejorar.

Toda esta introducción de tribuna viene a cuento de una película que vi ayer: How To Be Single. Single en inglés significa “soltero/ soltera” pero también “único”.

Esta es, creo, la primera película de chicas que veo con ojo adulto, como espectadora de más edad; ya no es una película de chicas a las que veo como una igual porque ya no tengo esa edad.

Sin embargo, la disfruté a pesar de encontrarla un poco lineal y, si no te llega, es probable que digas que es una película más.

Lo cual lo es en cierta forma porque la protagonista, Dakota Johnson, me da un poquito insulsa. Rebel Wilson es puro cliché pero, vamos, quién no es/fue como ella alguna vez o tiene/tuvo una amiga así? Alison Brie también es algo cliché, algo exagerado pero con algún condimento realista…

Pero sí, también fuimos Dakota Johnson y tambien tuvimos un novio como el de ella y vivimos situaciones como ella; y quién que tenga unos años más, acaso no le pase o le haya pasado lo mismo que a Leslie Mann…

En fin, que la película es divertida aunque no es de carcajada salvaje pero sí es para sonreír mucho y despierta algo de ternura. Al principio me pareció muy igual a todas las pelis pero sobre el final todo parece encauzarse.

Sinceramente, si la película tiene una razón de ser, se explica todo en el final y es ahí, muchacha, donde encontrarás una clave, una ayuda, una esperanza si te sentís disminuida socialmente por no tener novio, pareja, marido, hijos, carrera y el vestuario que soñás.

Si necesitás un empujoncito para animarte a dar el primer paso en el camino hacia el cambio de tu vida, vení, dale, te lo doy ya recomendándote esta película. Mirala y disfrutala. Y tomá nota. 😉

Suerte!