Me Tiene Harta!

La tecnología me tiene harta!

Me harta porque la necesito y no la quiero necesitar pero por más que no quiera necesitarla tengo que usarla porque todo depende de ella, porque toda la vida está basada sobre ella y porque no hay escapatoria!

Por más que me quiera hacer la orgánica y soñar con no usar un celular, por ejemplo, tengo que tenerlo igual porque hoy en día se espera que lo tengas y así te contacta el mundo: tu trabajo, tus amigos, tu marido, quien fuera.

De todas formas, el teléfono es una parte mía, lo disfruto y lo maldigo también muchas veces cuando se hace el loco y toma vida propia y hace lo que quiere.

Pero lo que me tiene harta son las odiosas pequeñas cosas:

  • Las claves: Cuántas tengo que tener? Cuántas tengo que recordar??? No te dejan usar siempre la misma, la tenés que cambiar cada tanto, que mayúsculas sí, que mayúsculas no; que con números, que con símbolos y encima está el miedo de que si las anotás, es riesgoso! Socorro! Hasta ahora vengo zafando pero en cualquier momento se me hace un matete en el cerebro y se desmadra todo!
  • Los cables: Los odio A TODOS. Me harta tener que mirar bien cuál va en qué; que este acá no va y el de la cámara no sirve para el teléfono y el del teléfono no sirve para la batería del reloj o de lo que diablos te hayas comprado y tengas que enchufar! Y nunca encuentro el que necesito!
  • Las baterías: No me vendan que el aparatito que me compré es no sé qué cosa que me solucionará no sé qué porque su vida útil es limitada lo mismo y la batería seguro se agota en el momento en que más lo esté usando, seguro, seguro, seguro! En estos casos siempre se cumple la Ley de Murphy!
  • Los sonidos: De los mensajes que te llegan, de cuando apretás el dedo, de cuando mandás un texto, de cuando se te abre una ventana, de cuando te entra un llamado… Lo pongo en silencio y me desconecto del mundo y cuando me acuerdo de chequear algo hay tres o cuatro textos diciendo: “Te estuve llamando” “Llamame” “Estás?” Grrrrrrrrr

Esta pequeña lista es suficiente para darte un ejemplo de qué harta estoy a veces de tanta tecnología.

Y cuál es tu queja tecnológica? Contame!