Para Cuando Esté Allá

rex

Rex también extraña…

Hace más de un año que no vuelvo a Argentina y nunca pasé tanto tiempo sin volver.

Ando extrañando, más allá de lo que extrañe a mis padres y hermana que extrañaré por siempre como así también a todos los tíos, primos y demás querida gente que ya no están aquí.

Como también extraño a mi hermana y sobrinos y sobrinos-nietos y amigos y parientes. Sí, claro.

Pero el extrañar me da ganas de juntar fuerzas para volver y el volver me da fuerzas para planear lo que me gustaría hacer, visitar, ver, experimentar…

Te cuento?

Me gustaría…

  • Visitar a la familia, toda.
  • Pasar un día en el campo.
  • Ir a un espectáculo de doma, de gauchos, de folklore, de todo!
  • Conocer El Valle De La Luna (mi sueño desde los 9 años!)
  • Si no, conocer Mendoza.
  • Si no, volver a mi amada Córdoba.
  • Ir al MALBA, que no conozco.
  • Ir al Chinatown.
  • Animarme a volver a mi casa.
  • Volver a encontrarme con compañeras del primario y del secundario.
  • Encontrarme con los “amigos virtuales” (o sea, vos!)
  • Sentarme a tomar eternos mates, en el comedor de una casa, con el sol que me de en la espalda.
  • Abrazar, abrazar y abrazar!