De Errores Culinarios

chochcake

A veces las cosas no salen del todo bien…

Me gusta mucho cocinar, pruebo y creo recetas pero hay veces que no todo sale perfecto o, por lo menos, mínimamente aceptable.

En lo que respecta a la repostería, es condición seguir la receta y respetar el peso y / o medidas de los ingredientes y si estás creando una receta, esto se torna riesgoso porque estás dependiendo de la prueba y el error.

Y qué bronca da cuando algo sale mal!

Lo importante es seguir intentando y perseverar.

La foto que ves la publiqué en Instagram hace mucho y se trataba de una torta que, al desmoldarla, solita se partió y su interior se derramó como si se tratara de un gran postre Volcán de Chocolate.

Lo siguiente fue repensar las proporciones, los ingredientes, sacar y quitar otros y el resultado fue una torta de chocolate más compacta y a eso roto pero comestible, lo desmenucé en una procesadora, le tiré un poco de manteca vegana (la torta era vegana) y la usé de relleno de la segunda torta!

Alguien se dio cuenta en la oficina? Nadie. Y yo calladita…

Yo soy como Rex, desespero enseguida por cualquier cosa pero cuando estoy en la cocina y no todo sale bien, algo te saco de la galera y lo reciclo.

O lo como como haya salido!

Nadie  es infalible! Ni siquiera mi mamá, que cocinaba tan bien!

Me acuerdo de una torta de cumpleaños que hizo una vez. Riquísima, como siempre, claro, pero todos notábamos que había “algo” que se nos pegaba al paladar cada vez que le dábamos un mordisco…

Uno de los pisos de la torta era un pionono y mi mamá se había olvidado de despegarle el papel!

Nos reímos un montón pero mi mamá nunca más compró pionono!

Pero a todos nos puede suceder algo así, no?

Y vos, alguna vez, tuviste algún desliz culinario? Contame!