Promesas Para El Nuevo Año

año2016

Promesas sobre el bidet…

Todavía no pasaron los primeros 10 días del año! El 2016 está todavía fresquito!

Todos estamos un poco relajados, así sea en verano o en invierno, todavía estamos digiriendo los almuerzos y cenas de Navidad y Año Nuevo y a la vez queremos cuidarnos la salud, la piel, el carácter, el amor, el destino… todo!

Estamos con energía, con la batería recién cargada y estamos convencidísimos de que este año nos va a ir genial porque, además de cumplir con todo lo que nos prometimos que vamos a hacer, seremos los más bondadosos, los más sanos y los campeones de nuestra vida y familia!

… Qué lindo que eso pasara! Creo que este es el momento para que todos los que estamos así nos demos un abrazote y nos digamos “Vamos que podemos!” “Vamos que lo podemos cumplir!”

No nos achanchemos! Porque la tentación es cruel y es mucha!

  • Enero se pasa rápido.
  • Llega febrero y ya empezamos a desinflarnos y nos empezamos a cansar de tanto optimismo.
  • Viene marzo y el menú pascual nos tienta con roscas pero sobre todo con chocolate!!!
  • Abril otoñal o primaveral (como es acá) y uno sale más o menos, pero tiende a darse unos gustitos con alguna comida suculenta, en casa o en un restaurant, total… todavía tenemos 8 meses por delante para cuidarnos!
  • Mayo es el mes para plantearnos cómo nos empezaremos a cuidar… dentro de unos meses!
  • Cuando llega junio desesperamos que ya estamos a mitad de año y que no hicimos nada o lo que habíamos empezado con tantas ganas ya nos está aburriendo.
  • Para julio, con calor o con frío, salimos a pasear a algún lado y nos damos cuenta de que eso que nos queríamos poner no nos entra!
  • En el mes de agosto nos agarra algo: que una gripe, que un golpe de calor; hay que estar en la cama por unos días y no nos aguanta nadie!
  • Setiembre es lindo porque todo es rosa primavera o naranja otoño. Comenzamos a realizar actividad física y salimos a correr o a caminar para disfrutar de una carga adicional de energía que nos trae este mes.
  • En octubre nos damos cuenta de que como faltan dos meses para que se termine el año y queremos llegar esbeltos para el brindis de las fiestas, estamos a full, en el pico de entrenamiento, super disciplinados y muy pero muy optimistas.
  • Noviembre llega y estamos agotados y hartos de todo: de habernos cuidado tanto, de habernos ejercitado tanto… y que no se note! Falta un mes para fin de año? Ay bueno, si el mes que viene vamos a desbarrancar como chanchos, qué importa si ahora me como este pan con manteca y salame…
  • Diciembre! Cómo se pasó el año! Ya es diciembre?!?! Qué me pongo? Mejor dicho: Qué me entra??!? No podemos así! Una se quiere cuidar y hay reuniones o asados de fin de año casi todos los fines de semana; se empieza a vender todo lo que vamos a comer en la mesa dulce… y bueno, tenemos que empezar a probarlos ya, a ver qué elegimos para las cenas de Navidad y Fin de Año…

No pasa eso, acaso? 😛

Seamos fuertes!

Buen año! 😀