Navidad Sin Culpas

portada

En esa ventana de tiempo entre la mañana en que tomamos mate con un poquito o nada de lo dulce que sobró de anoche y el descarrilar que se viene (sí, no lo neguemos) después del postre, a veces queremos moderarnos o “limpiarnos” un poco de lo mucho que se comió y bebió y hacemos una ensalada para acompañar.

Qué concepto se tiene de ensalada? Lechuga y tomate y a lo sumo un huevo duro cortado chiquito, sal, aceite y vinagre.

Se pueden disfrutar de las ensaladas como concepto “mezclo lo que encuentro” y bien aderezadas, más que acompañamiento, son una excelente alterntiva como plato principal.

Por eso te dejo aquí lo que no es una receta sino una forma de mostrarte que con lo que ya tenés, podés comer rico igual.

P1160662

Corté unos tomatitos cherry en cuatro, gracias a mi super aparatito!

P1160685

Corté cebolla morada y algunos morrones mini.

P1160687

Tenía quinoa hervida y le agregué unos dientes de choclo.

(Por eso siempre conviene tener arroz, quinoa, etc hervidos en la heladera, para sacarte de apuros cuando no tenés ganas de cocinar!)

P1160697

Mi aderezo favorito: aceite de oliva y aceto balsámico.

(Una vez que probás el aceto no volvés al vinagre nunca más!)

P1160710

Mezclar y comer!

Un plato, así como lo ves, no sabés lo que llena!

Ok, lo sé, si no lo hacés hoy, lo harás en enero pero por las dudas, desde acá te acompaño en tus navidades. En estos momentos estamos en Maui, Hawaii, llegamos ayer y con un insomnio a estas horas que me encuentra dejándote unos saludos de Felices Fiestas!

Que disfrutes de estas reuniones y días festivos, con ensalada o no, pero con mucha alegría!