Odiarse Un Poquito

zapatillas

Las amo y las odio.

No pain, no gain.

Algo así como que si no te sacrificás un poco, no obtenés resultados.

Como que si no te deshacés, no lográs tus objetivos.

Como que si no te odiás un poco, no lográs nada!

Es así de horrible pero es así de verdadero!

En estos tiempos de auto-ayuda y auto-me-quiero-y-me-respeto, también abundan los consejos para tener una vida sana porque, como bien sabemos, vivir sano es como a todos nos gustaría vivir y esto sí lo digo sin sarcasmo.

Pero ser sano tiene un costo. Y ese costo tiene que ver con no darte ciertos gustos y si no te das ciertos gustos, sufrís y / o protestás y / o te quejás y / o rompés todo el tiempo!

Para estar bien hay que odiarse mal!

Si no, mirá:

  • Salís a correr (Sí, correr es un placer pero mientras corrés y te cansás, querés parar y volver!!)
  • Te cuidás en las comidas, o sea, no comés lo que querés.
  • Caminás o bicicleteás a donde sea en vez de viajar sentada y cómoda.
  • Tomás agua, mucha agua, insípida, inodora e incolora agua en vez de estar sonriendo mientras te tomás una gaseosa / cerveza / fernet / vino / champagne.
  • Dejás el café y el té para que no te alteren el sueño, el humor, los ciclos, la celulitis, blah, bleh, blah.
  • El azúcar es un lejano recuerdo de la infancia.
  • La leche te cae fatal y te hincha.
  • La manteca te suma calorías, granos, colesterol…
  • Pan?  Olés levadura y llorás…

Todo es veneno! Nada es cómodo!

Qué de todo lo que hacés o evitás, te trae placer? Nada!

Aclaro que me gusta cocinar y consumir alimentos sanos pero a veces lo más chatarra es lo más tentador y siempre pensás: “Pero acaso no puedo comer un poquito de eso…?” 😥

Qué hacemos? O bien seguimos con esta actitud hasta que nos acostumbremos a vivir moderadamente alteradas o tiramos todo por la borda y nos dejamos a la buena del destino…

(… Que, por cierto, todos estamos a la buena del destino…)

A veces pienso si estas costumbres de cuidarse tanto no tienen más que ver con querer frenar con un dedo el toro de los años que se nos viene a todo tropel…

Los años pasan y obviamente que no queremos que nos pasen por encima!

Y es así como andamos.

Y vos cómo andás?