Mamita Querida!

mommy

Una vez que la viste, no la olvidás nunca más! Fuente.

Cuando veo una película una vez, la recuerdo unos días y ya está. Al mes ya me olvidé de todo y hasta se me puede mezclar la trama con otras. Me puedo llegar  a acordar de algún actor pero si no, chau, pasó al olvido.

La cosa cambia si la veo una segunda vez. A partir de ahí, me acuerdo al detalle de casi todo!

Pero hay una excepción: Mommie Dearest.

Eran los ’80 y vi esta película por Canal 13 doblada al castellano. La vi con mi hermana. Y a las dos nos dejó sin habla y, sobre todo, pensando.

Una sola vez que la vi y te juro que no me la olvidé nunca más! Quién sabe por qué motivos, cada tanto podía acordarme detalles, escenas, algunos diálogos y pasaban los años y en mi memoria seguían tan frescos como si recién hubiese visto esta película!

Hace poco la encontré en Netflix y no lo dudé! Puse PLAY inmediatamente y no podía creer que el tiempo no había tergiversado (como a veces pasa) ciertos detalles que recordaba de esta peli.

Comenté en las redes que la había visto y empezaron a prenderse amigos y/ o conocidos a tirar detalles que se acordaban y chateando, nos dimos cuenta que terminamos todos traumados! 😛

Todos recordando tal o cual cosa que nos había dejado perplejos!

Cómo contártela sin darte mayores precisiones para que te enganches a verla vos también si todavía no lo hiciste?

Esta película se filmó en 1981 y se trata de la actriz Joan Crawford y de la relación que tenía con sus hijos adoptados.

Está basada en el libro que escribió Christina, la primera hija que adoptó y con la cual tuvo una relación muy conflictiva.

Mommie Dearest no te da respiro con las escenas que muestran lo descarnada, manipuladora, ciclotímica y loca que podía llegar a ser la Crawford cuando algo que hiciera Christina no le caía bien o cuando se le antojaba que algo estaba mal.

Claro, vos dirás “pero esto lo cuenta la hija!”. Ay, pero qué importa! Una vez que empezás a ver esta película, no te hacés esos planteos, la mirás y no podés dejarla!

Al volver a verla de grande o después de tantas películas y después de que haya habido cierta evolución en la cinematografía, noté que las actuaciones pueden llegar a ser un poco exageradas pero no si te ponés a pensar que se trata de una de las mega estrellas de Hollywood: bien podría ser así de súper estrella y diva en su propia casa, con sus hijos y su personal.

Faye Dunaway encarna a una Joan Crawford para el odio, es genial!

Lo que vi es que la nena que hace de Christina actúa de una forma en que ya no se ve. Supongo que tiene que ver con que ahora habrá más leyes que regulan bastante el trabajo de los niños actores, pero la nena actriz es increíble cómo sufre y llora y grita frente a la cámara!

Mirala. Te la recomiendo. Es de culto. Son dos horas y te quedarás pensando y recordándola por mucho tiempo!

Y si la viste, contame tu parecer sin spoilers así quienes no la hayan visto la ven y quedan como quedamos nosotros!! 😛  😛