Las Niñas Confundidas

Carlitos y El Pocho.

Carlitos y El Pocho.

Estas dos anécdotas que te voy a contar tienen naftalina de los años ’90 cuando todavía vivía en Argentina y era joven, flaca y esbelta. Pero si tenés 35+ y /o sos de Argentina también, seguro me entenderás.

Hay personajes que, parece ser, son confundibles para algunos. Bueh, sí, para mí también algunos lo son, como conté acá.

En el caso de los dos que voy a nombrar, yo los tuve bien definidos desde siempre al haber sido criada en un hogar tanguero y peronista: los ídolos totales de mis padres eran, obviamente, Gardel y Perón. Y si querías saber por qué, papá y mamá siempre tenían una larga lista de razones para explicarte.

Yo siempre supe quiénes eran y end of discussion.

Pero al crecer, me dí cuenta de que se venía una generación cuyos padres habían nacido en los ’60 escuchando rock. Estos hijitos crecían en un ambiente distinto al mío de anécdotas peronistas, de una vida en blanco y negro y de películas argentinas a la hora de la siesta por canal 11.

Las imágenes de las caras de Perón y / o Gardel se les habrán cruzado mil veces paseando por Buenos Aires o mirando la tele pero capaz nunca se preguntaron quiénes eran y las anécdotas que sus padres contaban tal vez tenían más que ver con el Flower Power y The Beatles que con estos dos hombres que, nos gusten o no, hacen a la identidad argentina.

Clase de inglés con niñitos de 9 años. Les pregunto qué hicieron el fin de semana y Antonella me cuenta:

– “Vi la película de Evita.” (la que protagonizó Esther Goris)

– “Sí?” me interesé. “Y qué parte te gustó más?”

– “Cuando Gardel le dice que tenía sida”.

Se refería al momento en que Víctor Laplace, en el papel de Perón, le decía a Eva que estaba enferma!

Una escena dramática, lo sé, pero contada de esa forma por una niña inocente, me sorprendió y me causó gracia!

Pero la más desopilante me pareció esta:

Estábamos en un asado familiar, un domingo. Mi prima Berenice de 13 años estaba contentísima porque el sábado anterior Sergio la había llevado a ver un desfile de no me acuerdo quién. Contaba todo al detalle y señaló: “Al final del desfile cantó la hija de Gardel.”

– “La hija de quién??!?!?,” le pregunté extrañada. “Gardel no tuvo hijos”

– “Ah, no… La hija de Perón.”

Yo ya estaba a las carcajadas, casi. “Perón tampoco tuvo hijos!!!!”

Algo confundida miró a su alrededor y su mamá agregó “La hija de Galán, de Roberto Galán!”

(Se acuerdan que Roberto Galán tenía una hija que salía por la tele cantando, allá por los ’90? Bueh, tal vez me acuerde yo sola lo que no me acuerdo era lo que cantaba! Pero ni siquiera llegó a ser un éxito!)

Puedo entender perfectamente que Berenice se haya confundido a Perón con Gardel pero que por carácter transitivo caiga Roberto Galán, no me lo explico!

Y vos, tenés alguna anécdota que te haya pasado donde se confundan dos personajes que vos los tenés bien claros y la nueva generación, no?