La Llorona

Cuando éramos chicas y a la hora de la siesta mirábamos alguna novela con mi mamá, mi hermana y yo nos reíamos un poquito, con cuidado, cuando mamá lloraba en algunas escenas. Mamá no se lo tomaba a mal mientras secaba sus lágrimas con su delantal y se reía un poco también.

No podíamos entender cómo algo de la tele la hacía llorar!

Recuerdo otra vez, ya era adolescente, me encontraba en la casa de mi vecina y no sé por qué estaba ahí en la cocina con su mamá y sus dos tías mirando Cristal (se acuerdan?). Ya no miraba novelas a esa edad y me acuerdo de la escena en particular, cuando Lupita Ferrer le decía (spoiler alert!) a Jeannette Rodríguez que era su madre y las actrices lloraban a moco tendido y siento como un silencio demasiado profundo y al darme vuelta, veo a las tres señoras moqueando como locas!

Yo me reí y me volví a preguntar cómo eso les despertaba tanto llanto!

Pues deben ser los años, las hormonas, las cosas vividas… Porque ahora las entiendo a todas! Ahora la que llora soy yo!

Lloro mirando lo que sea. Documentales que se traten de atrocidades ya no puedo tolerarlos, así estén en blanco y negro y sean de hace décadas.

Tampoco tolero las películas dramáticas-porque-sí, esas donde sabés que son de enfermedades y menos que menos si el enfermo es un niño.

Ver musicales me hace llorar. Niños que canten bien, también. Me condiciono perfectamente a esos montajes con luces y música, soy un perrito de Pavlov, te lloro y te lloro.

Pensar que antes veía Sorpresa Y Media, Gente Que Busca Gente (se acuerdan?) y no se me caía una lágrima!

Qué diferente es todo ahora! Los años te vulneran, los ojos miran de otra manera… y enseguida se llenan de lágrimas…

Vos también sos una llorona? O sos un llorón? Contame, dale y no me llores más! 😥