Nara

1-portada

Naturaleza, ciervos e historia.

Nara no es una ciudad que sea muy nombrada cuando uno habla de Japón. Sin embargo, supo ser la primera capital permanente de este país. Es pequeña pero suficientemente importante como para contener ocho sitios reconocidos y protegidos por UNESCO.

Es súper fácil de pasear porque ahí nomás de la estación de trenes tenés todo. Caminás unas pocas cuadras donde abundan los restaurantes y negocios de souvenirs y luego, el paseo propiamente dicho!

Vení, vamos!

1-02-P1030312

Lo primero que ves es este hermoso lago, el Sarusawa- Ike.

2-03-P1030313

Enfrente mismo tenés estas escaleras.

3-04-P1030316

A mitad de camino, a tu izquierda te encontrás con estas deidades.

4-05-P1030318

Ahí mismo encontrás la pagoda de tres niveles.

Seguimos subiendo las escaleras y llegamos a este hermoso predio.

2-09-P1030326

Donde vimos Tokondo Hall (izquierda) y la pagoda de cinco niveles.

Todo alrededor hay  sueltos unos hermosos y mansos ciervos.

1-collage1

Los podés alimentar y compramos unas galletitas para tal fin.

Leí (y comprobé) que tienen la particularidad de hacer una reverencia para pedirte de comer!

Bueh, sí, uno lo puede interpretar así pero vi que para pedirte mueven su cabeza hacia abajo!

1-collage2

Me dio mucha impresión y casi miedito, darles de comer. Ale estuvo súper canchero!

Cruzamos un parque para visitar un jardín que nos recomendaron en la Oficina de Turismo.

1-20-P1030377

Jardín Yoshikien, gratuito para turistas! Solo debés presentar tu pasaporte!

2-21-P1030380

Un sueño. Así como lo ves.

3-22-P1030381

Verdísimo y frondoso!

2-30-P1030415

Lo recorrimos en una media hora, siguiendo unos senderos bien marcados.

1-31-P1030422

Atravesamos un parque donde seguíamos encontrando ciervos.

2-33-P1030427

Para llegar al impresionante Templo Todaiji.

Es impresionante por el tamaño porque contiene un buda de 16 metros de altura.

4-35-P1030443

Consiste en 437 toneladas de bronce y 130 kilos de oro.

Rodeando este Gran Buda hay otras grandes estatuas pero notamos que se hacía una larga fila para una columna en particular.

5-37-P1030455

Que tenía un agujero y por allí pasaban chicos de todas las edades!

Hay una creencia popular que aquellos que puedan pasar por ese hueco, que es del tamaño exacto que una fosa nasal del Buda, tendrán conocimiento y sabiduría.

En uno de los negocios de souvenirs, había muchos chicos y grandes con unos libritos haciendo fila.

2-38-P1030463

A su turno, se lo daban a este señor.

3-39-P1030464

Que escribía y luego sellaba lo escrito.

Es un librito con hojas en blanco que se podía adquirir ahí mismo y sirve para registrar cada visita a un templo determinado. El sello de alguna manera, certificaba la visita.

Nos fuimos del templo y atravesamos otro sector del parque.

1-43-P1030484

Donde seguíamos encontrando ciervos!

El siguiente camino que seguimos fue cuesta arriba total! Pero valió la pena por todo lo original que vimos!

1-44-P1030486

Vimos una novia!

Sí, así se visten tradicionalmente las novias. Como nos dijo la guía ayer: “Se ponen eso sobre la cabeza para ocultar los cuernos”. Qué loca!! 😆

2-51-P1030518

El camino fue muy bonito porque a los costados hay linternas.

3-53-P1030524

Por todos lados!

1-56-P1030535

Hay más de dos mil!

1-50-P1030516

Y ellos también están! Es su territorio!

Llegamos un templo y volvimos a ver otra novia.

1-54-P1030528

Pero este era un vestido menos tradicional.

Después de dar unas vueltas por el templo, nos volvimos, caminando y cruzando el parque por otro sector hasta que llegamos al centro.

Estábamos exhaustos!

Vimos pasar una marcha protestando en contra de la guerra. Parece que es como en Londres, adelante va un policía y lo que lleva en la mano es una luz para cuando anochezca.

1-collage3

Fue gracioso el muñeco que acompañaba!

Nos fuimos a un pequeño restaurant familiar donde comimos como los dioses! Y lo disfruté mejor ya que aprendí (por fin!) a comer con palitos!

1-1-Nara 080

Acá, mostrando mi destreza!!

Les gustó este paseo? Cuánta naturaleza que estoy descubriendo en este país! Pensar que uno siempre asocia Japón con tecnología nada más!