Kioto Día 2

1-portada

Todo es bello.

Hemos exprimido nuestro segundo día en Tokio. Lo que caminamos y sacamos fotos no tiene parangón.

Lo sorprendente es que solamente visitamos unos pocos sitios pero cada uno fue increíble.

Te cuento cuáles fueron esos lugares:

– Templo Tenryuji.

– Jardín Sogenchi.

– Bosque de bambúes (sí, bos-que-de-bam-bú-es).

– La casa de un actor de cine samurai.

– Parque de monos japoneses.

– Bellísima estación de tren con tren de un vagón.

Ah, no fueron pocos! Fueron varios!!

Acá te explico y te muestro cada uno.

1-14-P1020498

Templo Tenryuji.

El Templo Tenryuji fue construido en 1339 y se trata de un templo zen. Los edificios que se ven ahora datan del año 1900.

Cuando vos entrás, caminás por una callecita que te lleva directamente al templo pero a los costados te encontrás con varios subtemplos.

1-11-P1020490

A algunos podías acceder.

1-09-P1020478

Otros tenían las puertas abiertas pero no se podía entrar pero existe el zoom, por suerte.

Podés acceder al templo si pagás una entrada de ¥600 y eso te incluye visitar el jardín.

Como el templo en sí no nos interesaba pero el jardín sí porque no se trataba de unas pocas macetas con flores, decidimos pagar ¥500 solamente para acceder a dicho jardín.

1-18-P1020523

Y no nos equivocamos!

Es tan difícil describir con palabras algo tan hermoso!

1-16-P1020515

Tan maravilloso!

1-20-P1020536

Me dio escalofríos. Sentía que ver algo así te cura el alma!

1-Kyoto 056

Después de un largo rato de mirar y observar y disfrutar, seguimos con la marcha.

1-collage6

Caminamos por unos muy prolijos senderos rodeados de tanto verde!

1-collage4

Y tantas flores!

1-33-P1020583

Para llegar al preciosísimo bosque de bambúes.

1-35-P1020589

Increíbles!

2-37-P1020598

La altura impresiona!

Lo terminás de caminar justo a la entrada de una casa llamada Okochi-Sanso, la casa que perteneció a un actor de películas de samurai.

Qué puede tener de atractivo eso? Si te guías por el nombre, nada pero les pregunté a unos chicos que salían de ahí si valía la pena pagar ¥1000 cada uno y me dijeron que sí, totalmente!

1-38-P1020606

Sí, totalmente!

2-39-P1020611

Totalmente valió la pena!

1-41-P1020635

Yo acá te muestro poco pero caminamos por un montón de jardines.

1-42-P1020684

Guiándonos por unos muy prolijos senderos.

El paseo por esta finca y jardines duró algo así como 1 hora.

1-43-P1020688

Al final del recorrido te encontrás con esta casa de té.

Entramos a curiosear… No lo sabíamos pero en el precio de la entrada está incluído un tradicional té verde espumoso y algo espeso y un dulce!

1-Collage7

Así, sí!

El té me ayudó a reponer un poco las fuerzas (no, mentira. Sirvió haberme sentado un rato!) y decidimos ir a ver a ls monos.

1-77-P1020909

Caminamos y caminamos y caminamos y cruzamos un puente.

Pagamos la entrada y nos dieron un papelito que decía que no hay que mirar a los monos a los ojos, no hay que tocarlos y solamente sacarles fotos cuando lleguemos al lugar donde haya cuidadores.

Y subiiiiiiiiiimooooooooos!!! 160 METROS SUBIMOS! Por escaleras empinadas, por caminos empinados y siempre cuesta arriba, rodeados de muchos árboles y vegetación.

Con las indicaciones que nos dieron anteriormente sobre cómo cuidarse de los monos, ya la caminata se estaba tornando un paseo de película de terror. Imaginaba que en cualquier lugar un mono se me tiraba desde un árbol y me destrozaba a mordiscos!

Pero no, fue mi imaginación porque eventualmente llegamos al lugar donde estaban con los cuidadores y todo fue más tranquilo.

1-51-P1020768

Los monos andaban sueltos y uno, si no se les acercaba tanto, podía sacarles fotos.

No me cansaba NUNCA de sacarles fotos!

1-53-P1020785

Podías darles de comer sólo si entrabas a un lugar enrejado.

Los enjaulados éramos los humanos!

1-54-P1020790

Y los monos venían a comer.

Ustedes creen que eran unos monos arrebatadores, brutos angurrientos que te arrancaban la comida o te mordían la mano?

Miren este video y van a ver qué modales los de estos monos!

1-collage2

Había también una mamá con su bebé de 2 semanas.

Lo mejor, lo mejor, LO MEJOR fue que casi cuando nos estábamos volviendo, un cuidador vio que una monita se me acercaba y yo me alejaba y él me dijo que no tuviera miedo porque era amigable y nos lo demostró:

Se ve que la monita estaba amaestrada. Le decía “sit”, le daba algo para comer y la monita obedecía.

Entonces le dimos un palito de selfie y la monita sacó esta foto extraordinaria!

1-66-P1020842

Genia la mona!

(No, mentira, se imaginan!?!?  😉 El que sacó la foto fue el guardia pero salió tan genial que parecería que la monita hubiera sacado la foto ella misma!) 😆

1-collage3

La mamá andaba de acá para allá con su bebé y le saqué más fotos!

1-68-P1020856

Acá una acaramelada esposa acicalando a su esposo!!!

Y se hizo la hora de volver!

1-78-P1020910

En el camino de vuelta nos encontramos con la preciosa estación de tren Arashiyama.

1-79-P1020912

Donde arriba un tren violeta que es un vagón solo!

1-82-P1020922

Si estás cansado, tenés ahí nomás un spa de agua cálida para pies!

La estación tiene muchos negocios de souvenirs y de comidas muy bellos y también hay unos mástiles transparentes que contienen telas teñidas yuzen.

2-83-P1020928

Hermoso el camino!

… Y nuestro día y paseo llegó a su fin!

No sé cómo hago para tener energía todavía para escribir pero les juro, Japón no cansa! Vayas donde vayas, no dejás de sorprenderte con lo que ves, con lo experimentás.

Japón es un estímulo constante!

1-collage1

Te mejora el humor!

Ya los convencí para que vengan a Japón?

Gracias una vez más por estar, por pasar, por leer, por comentar! Se disfruta mucho de vuestra compañía del otro lado de la pantalla!!