Calanque de Sugiton

1-trekkingportada

Después de 3 días de recorrer ciudades, teníamos que dedicarle al menos uno a la naturaleza!

Cerca de Marsella, se encuentran los calanques, que son una serie de fiordos sobre la costa del Mediterráneo. Hay muchos, a lo largo de 20km de costa desde Cassis a Marsella. Se pueden visitar a pie o en barco, la ventaja de este último es que se pueden ver lugares que no se puede llegar a pie, la desventaja que no se puede bajar a tierra. Nosotros decidimos ir a pie, principalmente porque cuando nos acordamos, ya no había más lugar en ningún barco.

El más accesible es el Calanque de Sugiton, es bastante fácil de llegar desde cualquier parte de Marsella. Hay que tomar el subte hasta la Place Castellane, que nos sorprendió por ser una zona totalmente diferente a lo que habíamos conocido de Marsella.

2-05-P1140450

Tenía un estilo mucho más parisino.

Desde allí sale el bus 21, que en aproximadamente 40 minutos nos dejó a la entrada del campus de la Universidad de Luminy, esto ya en una zona rodeada de montañas y con mucho verde. Caminando unos metros al lado de las rejas del campus, llegamos a la entrada del Parc Nationale des Calanques, desde donde sale el camino hacia el calanque.

3-06-P1140456

Entrando.

Había muchísima gente, familias con niños de cualquier edad, todos paseando, aprovechando el lunes feriado y el día hermoso de sol!

El camino no es difícil, pero puede resultar un poco largo; son aproximadamente 3 km en total, la primera mitad totalmente planos, hasta que se llega a una bifurcación, que no está realmente muy bien indicado para que lado hay que ir, hay un solo cartel que no es para nada claro, de hecho hacia una de las direcciones que indica no hay ningún camino!

1-collage4

Sólo te guías por las piedras pintadas. La cruz, obvio, te dice que si seguís por ahí, vas mal!

Igualmente se ve que un camino va hacia arriba, y parece terminar en lo alto de una montaña, en lo que sería un mirador. El otro camino va hacia abajo, y no se vé donde termina. Lo gracioso es que había mucha gente dando vueltas sin saber bien para donde ir. Nos decidimos en ir por el camino para abajo, ya que habíamos visto fotos en los que la gente estaba a nivel del mar, por lo que la lógica indicaba que había que ir para abajo.

1-collage3

Ven a la gente chiquitita?!?! Para que se den una idea del tamaño y las distancias!

Este camino en bajada también es fácil, aunque se puede cortar (bastante) camino bajando por unos senderos de piedras, lo que lo hace un poco más difícil, pero se ahorra bastante recorrido.

Los paisajes en esta parte son muy hermosos, ya que se camina entre las dos montañas, que a la larga son las que forman el fiordo.

1-collage2

Sí, lo admito, es todo lindo…

1-13-P1140474

Él, chocho!*

Yo harta, cansada, en realidad, de poco buen humor porque esa misma noche nos teníamos que tomar el avión de vuelta y yo llena de polvo, cansada y los pelos para cualquier lado!

Le dije a Ale que la próxima vez hagamos un trekking el primer o segundo día de un paseo pero NUNCA el último!!

Después de un rato, llegamos a un mirador, desde donde ya se puede ver el mar y el Calanque de Sugiton propiamente dicho.

5-15-P1140480

Llegamos! Foto! Y con efecto dramático!!!

1-P1140484

Selfie! (Bueh, no técnicamente…)

1-P1140488

Hermoso! Y gente nadando!

Yo me quería volver pero no!

Más adelante está la bifurcación que lleva hacia el mar, y si no el camino sigue hasta otro mirador, y al camino al siguiente calanque.

1-P1140493

Bello!

Finalmente, acá me empaqué y decidí quedarme mientras Ale bajaba hacia el mar. Esta es la parte más complicada, ya que es bastante empinado y muy desnivelado, pero se puede hacer sin problemas.

Ale nos cuenta:

“Al llegar casi al mar, la vista es hermosa. Estaba lleno de gente, algunos simplemente paseando como nosotros, otros haciendo picnics, algunos bañándose o haciendo clavados en el mar, y muchos simplemente tomando sol. Hay dos playas minúsculas, pero ví que para llegar a ellas el camino ya era bastante más complicado y había que usar pies y manos para escalar, por lo que no llegué hasta ellas.

Desde allí aproveché para tomar esta foto esférica.

Views: Marseille, France by Alejandro Sarco

Para ver la foto esférica, apoyá el cursor sobre la foto, apretá el botón izquierdo y delizá el dedo y vas a ver la vista de 360º!

Como ya Alicia me estaría extrañando, emprendí el regreso a buscarla. Desde uno de los senderos la llamé por teléfono para que me viera, y me sacara esta foto.

Nos reencontramos en la unión de los caminos, y emprendimos el regreso por donde vinimos. Aumque ya eran como las 4 de la tarde, aún había muchísimagente yendo para el calanque.”

Mientras subía, le saqué una foto con efecto miniatura (sí, ya sé, otra vez, pero me encanta!)

2-21-P1140500

Ale en la hojarasca.

Llegamos otra vez al campus de la universidad, tomamos el colectivo 21 y nos bajamos en la Place Castellane, pero esta vez tomamos el subte hacia el Palais Longchamps, para visitar el edificio que creo que es el más lindo de la ciudad.
Palais Longchamps

Palais Longchamps

Y así, cansados, transpirados pero contentos, nos volvimos! Espero que nuestro viaje a un pequeño sector de la Provence les haya gustado!

A nosotros sí y pensamos volver!

À bientôt, j’espère, Provence!

*Amigos lectores españoles, “Estoy chocho” “Estoy chocha” en argentino significa “Estoy súper feliz” 😉