Los Centavos También Importan

john

Lo cobrado. Lo devuelto. Lo cobrado.

La primera vez que vine a Inglaterra fue en 1994. Había venido a hacer un curso para teachers y también a pasear. Una de las primeras cosas que me llamaron la atención fue que cuando iba a comprar, ningún precio fuera redondo, sino que todos tenían el “.99” agregado. Todo era “4.99”, “10.99”, etc.

Pagaba algo que saliera “1.99” con £2. Daba las monedas y cuando ya estaba por irme, siempre me volvía a ver el brazo extendido del vendedor dándome el centavo de vuelto. Instintivamente me iba sin esperarlo.

En Argentina siempre estuvo la costumbre (desde que tengo uso de razón) de no darles a las monedas la importancia que se merecen. Todos sabemos por qué. Para qué nos vamos a poner a rememorar la historia económica de nuestro país, no?

Cuando era chica, solía ahorrar algunas monedas para después ir a darme un gusto al kiosco pero hasta los kiosqueros se quejaban si les pagabas con muchas monedas!

Lo que siempre me molestó, más que se quedaran debiéndome el vuelto en monedas, es que me dieran caramelos. Encima siempre eran unos caramelos horribles, incomibles!

😀

Me molestó muchísimo más la última vez que pasé por el aeropuerto de Ezeiza y comprara en un kiosco cercano a la puerta de embarque y el chico me quedara debiendo no sé si 50 centavos y me quería dar caramelos. Pensé que eso ya se había terminado.

  👿

Bueno, a qué viene esto? A que como yo no estuve nunca acostumbrada a que los centavos fueran importantes, me sorprendo todavía cómo acá te pelean hasta lo último! Cada centavo, cada libra es importante y así le regalen un cupón que te descuenta £1.oo o 35p de algo, el británico lo usa! Guay de que le queden debiendo un centavo! Es que, de todas formas, ningún comerciante te queda debiendo nada, es impensable y todos tienen muchísimo cambio en monedas y nadie te dice: “Qué hago con todas estas monedas?”

Así les pagues con una bolsa llena de monedas, te las aceptan sin chistar!

(Ahora me acuerdo de las primeras veces que pagaba acá, cuando recién me vine a vivir, con un billete de £20 algo de £3.50, por ejemplo, y me disculpaba con un muy argentino “Disculpame, no tengo más chico” y me miraban sin entender!)

😛

Es que, mirá, suponé que ahorrás £1 por día. Al cabo de un año tenés £365 para hacerte un festín en Primark o en el supermercado o hasta darte el gusto de comprarte unos muy buenos zapatos!

Ayer fui a John Lewis a comprar un par de agujas. Vi que estaban a £1.95, fui a la caja y la vendedora me dijo “£2.99” después de escanear el producto.

Pagué pero me quedé con la duda. Creí haber visto bien. Volví a entrar y me fijé y no me había equivocado. Ahí estaba la descripción del producto (las dos agujas) y el precio “£1.95”.

Volví a la caja, le comenté a la empleada que me pareció que me cobró mal y me acompañó a ver el precio exhibido.

Entonces, volvimos a la caja, volvió a escanear el producto y seguía dando “£2.99”, así que me dijo que no me preocupara, que me devolvería la diferencia.

Hizo la operación de devolución y luego cobró el precio que ella ingresó manualmente, sin escanear.

Lejos de sentirme una miserable, sentía que era lo que correspondía y aclaro (aunque no creo que sea necesario) que en ningún momento la empleada desconfió o me miró mal o hizo algún gesto. Al contrario, si habrás tenido alguna vez la suerte de interactuar con algún británico vendedor, sabrás bien lo correctos que son en todo momento.

Se me viene a la mente esta frase: “Take care of the pence and the pounds will take care of themselves”. “Cuida los centavos que los billetes se cuidan solos” es la traducción literal.

O como es el lema de mi supermercado amigo: “Every little helps.”

Algo así como “Lo poco que sea, ayuda”.