Ziferblat

12-PORTADA

“No, no vayan! No vayan ustedes dos, con todo lo que hablan!”

Así me trataba de convencer Ale cuando le comenté que con Pity visitaríamos Ziferblat.

Ziferblat es un café que abrió hace un año y ya, parece ser que no es el único en Londres con esta modalidad: pagar sólo por el tiempo que pasás allí.

Sí, eso, pagás por el tiempo que pasás allí y lo que comés o tomás lo elegís vos y ya.

Original? Sí!

13-collage1.jpg

Su puerta principal con vidriera linda.

Tocás timbre y se abre la puerta, subís por unas escaleras hasta el primer piso.

10-26-P1130214

Allí te encontrás con esta recepción donde una chica muy simpática nos contó en qué consistía.

11-27-P1130217

Primero, tomás un reloj, el que te llame, dijo ella.

Cada reloj tiene un nombre, nosotras elegimos a Alfred.

Y ella lo para a la hora que llegamos, lo anota en un papelito, y nos da un pequeño tour por el lugar:

01-03-P1130173

Nos muestra la cocina, que estaba limpísima.

16-collage4.jpg

Nos muestra la alacena y heladera.

14-collage2.jpg

Podés hacerte sandwiches con lo que encuentres también. Comés lo que quieras que encuentres!

Y nos cuenta que nos sintamos en casa, que nos sirvamos lo que queramos y que si queremos leer o tocar el piano o jugar juegos de mesa, que somos bienvenidas ya que Ziferblat es una “casa del árbol” para adultos.

Lo que notamos es que había gente aparentemente trabajando y tienen planes especiales de pago si querés tener tu propia oficina en este lugar.

Ziferflat es parte de una cadena de cafés de estas características que comenzaron a abrirse en Rusia.

04-16-P1130194

Con Pity nos servimos café, un par de galletitas y nos sentamos. Ya habíamos almorzado así que mucho hambre no teníamos.

05-17-P1130196

La vista desde nuestro lugar.

Les confieso: nunca pero nunca me sentí tan cómoda en un café como ahí. La música era agradable y suave y con Pity nos preguntábamos qué era lo que nos hacía sentir tan a gusto.

03-13-P1130188

Tal vez sea el sentir como estar en el living de tu casa con amigos?

Sabés que sí, se siente así! Que  a pesar de no conocer a nadie, esas personas que estaban allí eran potenciales amigos y que si te acercabas a charlar, ibas a tener un buen ida y vuelta.

1-collage6.jpg

Revistas, piano, libros, películas, para servirte!

Así me pasó cuando estaba sacando fotos y se me acercó Mikal, quien trabaja allí y se alegró cuando le comenté que escribiría sobre Ziferblat y en español. Me ensayó algunas frases muy bien construidas y pronunciadas!

En Ziferblat vos podés hacer voluntariado y por cada tantas horas que estés, te corresponden otras tantas gratis para pasar allí.

15-collage3.jpg

Hay un sentido de comunidad divertida!

Después de terminar nuestro café, fuimos a la cocina y lavamos nuestra taza!

(No es obligación, lo hacés si querés! Pero así como uno tira la basura en un lugar donde va a comer, por qué no lavar la taza acá, que no cuesta nada?)

El tiempo no vuela y al cabo de un tiempo de sentirnos cómodas Y DE HABLAR, decidimos irnos con Pity y cuando nos fuimos pagamos £6 y algo más cada una, señal de que habíamos estado 2 horas sin parar de cuchichear!

El minuto sale 5p y si sos miembro de su club, sale 3p.

Yo me fui contenta porque sentí que había vivido una experiencia totalmente nueva! No de qué otra forma contártelo pero me sentí muy muy a gusto.

Claro que si hacés cuentas, lo que gastamos en dos horas equivale casi a un café con muffin o algo para comer en un Starbucks o Café Nero o qué se yo. Acá lo que comés es lo que encontrás y lo que otras personas dejan a voluntad o lo que vos te traés de tu propia casa!

No lo sé, sinceramente yo sentí que había estado en el living de mi casa con unos cuantos amigos!

17-collage5.jpg

Pero en el living de mi casa no tengo esos veladores!

Hay que ir para creer! O sentir!