En Casa De La Tía

PORTADATIA

En casa de la tía…

– Hay aparadores grandes con muchos estantes, comprados especialmente para poner adornos.

– Los souvenirs  de casamientos, cumpleaños, bautismos, aniversarios, todos, absolutamente todos tienen un lugar de privilegio.

– Los grabadores de una sola cassettera que ya no se usan (porque seguramente no funcionan) se dejan en el garage sobre un armario viejo, cubiertos prolijamente con una carpetita.

– El centro de mesa es siempre un animalito o canastita de cerámica adornado con flores artificiales y apoyado sobre una carpetita tejida al crochet.

– Nada se tira y las cocinas que ya no funcionan se encuentran en el patio ya que sirven para apoyar macetas con plantas.

– El equipo de música tiene doble cassettera y también tiene una carpetita blanca tejida al crochet sobre el cual se apoyan otros adornitos.

– Hay infinitos porta retratos con fotos de la familia y también con “foto-collages” de caras de las sobrinas cortadas de fotos donde abrazaban al novio de turno con el que no salen más.

– El microondas se usa para calentar comida pero no se descongela nada porque en el freezer sólo se guarda pan.

– Todos los días se compra la comida para consumir en el día.

– Se toma mate a la mañana cuando uno recién se levanta, luego a la media mañana; también a la media tarde, a la tarde casi noche y se toma té de yuyos después de la cena si algo te cayó mal.

– Se cocina al mediodía, mucho, de más, así sobra para la noche aunque para la cena algo caliente se agrega y se come lo que sobró del mediodía, como primer plato.

– Se baldea la vereda en verano “para refrescar”, a eso de las 6pm o cuando baja un poco el calor.

– Se escucha cumbia (de la de antes), paso doble, folklore, tango, a alto volumen, a partir de las 19hs.

– Se mira Intrusos, Infama, Tinelli y se protesta cuando él habla mucho y no deja bailar a los participantes.

– Si no se mira ninguno de los programas anteriores, se sintoniza Crónica TV.

– Se lee la Revista Pronto.

En esta casa hay muchos árboles frutales, plantas, flores y gatitos pero sobre todo, mucha historia, mucha familia, mucho cariño y mucho amor de tía.