La Casa De Freddie Mercury

portadaThough I’m gone
It’s just as though
I hold the flower that touches you.
(Teo Torriate / Let Us Cling Together – Queen)

Cómo empezar a escribir sobre Freddie Mercury o Queen? O Freddie Mercury solamente? Para quienes admiramos la banda, admiramos todo: cada uno de sus integrantes por el talento que cada uno posee, por las canciones, por sus shows en vivo…

Me parece que todavía no existe el cantante que tenga todo lo que tenía Freddie él solo: el caudal de voz, su luz, su carisma. Freddie acaparaba el escenario, acaparaba la atención y devoción total de los fans y con el público hacía lo que quería.

Siempre me gustó la banda, siempre me parecieron súper poderosos y al video These Are The Days Of Our Lives lo considero el saludo final que nos dejó Freddie a todos los fans. Cuando mira a la cámara y susurra “I still love you”, siento que se está despidiendo de cada uno de nosotros. Lo sentí la primera vez que lo ví, lo siento cada vez que lo veo.

Es 1994 y vengo a Londres por primera vez. Vengo a hacer un curso para Teachers y conozco a Anastasia, una pequeña de 16 años que vino a hacer un curso de inglés para adolescentes al mismo College.

Nos encontrábamos en las excursiones y nos hicimos amigas. Anas arrasaba con todo lo que fuera Queen o Freddie Mercury: libros, remeras, discos, pósters. Lo que viera o encontrara, lo compraba!

anas2.jpg

Volviendo de una excursión con Anas!

Cuando terminó el curso, se quedó unos días más en Londres sólo para tener la oportunidad de ir a conocer la casa de Freddie Mercury.

“Hacía 3 años que Freddie había muerto y yo había descubierto su música. Así que en Londres compré cuanta cosa encontré del grupo. El broche de oro de la hermosa experiencia fue descubrir  mi lugar en el mundo (Londres) y haber estado en la casa donde él vivió y falleció. Ver esos muros cubiertos de mensajes y de flores fue muy fuerte, piel de gallina y yo con sólo 16 años ahí con mi remera del grupo que me había comprado unos días anteriores en el museo de Rock Circus en Piccadilly.

Queen representa mi adolescencia, mi primer recital con mi papá, mi video de casamiento, mi compañía en los viajes y comenzar el día al ir al secundario con “I Was Born To Love You”.

Aún hoy en cada cumpleaños pido el deseo de conocer a Brian May y espero que algún día se cumpla.

GOD SAVE THE QUEEN.”

Es 2014, veinte años después, aquí estoy yo viviendo en Londres y un email de Mónica, alguien que no conozco pero quien se dice lectora de mi blog, me pide que ya que vivo allí, si algún día pudiera acercarme a la casa de Freddie Mercury en su nombre, ya que ella no ha tenido oportunidad de venir. Y cuando le contesto que sí, que no hay problemas, me pide si pudiera ir el 5 de setiembre, el día de su cumpleaños.

“Hace 19 años descubrí a Queen por casualidad, una vecina estaba escuchándolos y yo dije: ‘GUAUUU! Esta música me gusta!’ Así que ahí en 1995 compré mi primer cassette; era el Grandes Éxitos.

Después empecé a averiguar quién era cada uno de los integrantes y mientras tanto seguía comprando cosas: libros, CDs, videos y también nació mi amor por los gatos y mi inmenso amor por Inglaterra, así que empecé a estudiar inglés.

La  verdad es que quiero mucho a todos los miembros de Queen pero amo a Freddie, él tenía una fuerza arrolladora, una energía tan  especial que en momentos muy difíciles de mi vida me ayudó a salir adelante.

En 2008 los fui a ver a Vélez cuando regresaron a Argentina después de 27 años y aunque no estaba Freddie, fue una experiencia maravillosa, fue mi primer concierto en un estadio. Como siempre cada  5 de septiembre preparo mi casa como para festejar un cumpleaños, escucho su música pero con un dejo de tristeza al saber que él ya no está entre nosotros pero su espíritu inmortal sigue vivo en cada uno que lo recuerda.”

Y entonces, mirá:

5 de setiembre, me levanto temprano, me preparo porque justo ese día nos vamos de vacaciones, dejo la valija lista, ni almuerzo y me tomo el subte hasta la estación Earl’s Court.

mapa

Es tan fácil llegar!

Camino mirando el mapa, paro en un Sainsburys, compro unas rosas y me doy cuenta de que no venden esos cartoncitos para ponerles los nombres a los regalos: es que quería dedicar un par de rosas a Freddie de parte de Anastasia y Mónica. Así que compré un taco de Post It, salí, me detuve en un cantero de flores que había en la esquina, les arrollé los papelitos a los cabitos y los escribí.

P1080596

Y a los cinco minutos, llegué a la calle.

P1080566

El númer 1, Garden Lodge, es la casa. E-mo-ción!

Freddie Mercury

Y me detuve a leer algunos mensajes.

Freddie Mercury

Había de Argentina, por supuesto!

_P1080559

Y muy ceremoniosa, dejé las flores en nombre de las chicas, al pie de la puerta.

A los pocos minutos llegan dos chicos y uno (mirá lo que son las coincidencias!) tan parecido a Gustavo Cerati! Alto, flaco, con rulitos! Podés creer! Con lo sensible que andaba, se me acerca este chico, italiano él y me pide si le puedo sacar una foto. Claro que sí, eso hice.

Luego su amigo me pidió una birome y escribieron unos mensajes para dejarlos tras los paneles transparentes.

P1080592

En eso llega un chico con su papá y se colocó unos bigotes y muy contento posó.

P1080594

Me alejé un poco para sacar una foto con mejor perspectiva.

tweet1

Mientras seguía sacando fotos y enviando una en especial para BB Sanzo.

tweet2

Lástima que me fui enseguida y no vi su pedido!!!!

Tendré que volver? 😉

Para terminar, te dejo aquí las diferencias de la casa.

anas

Anas en 1994.

P1080583

Yo en 2014.

20 años!

Veinte años no es nada para un tango pero para el rock, es un montón!