Una Cena De Aniversario Cinco Estrellas

__P1070921.jpg

Una cena inolvidable!

El 12 de agosto fue nuestro aniversario de casados, el número 12 precisamente y decidimos no regalarnos nada porque nunca la pegamos con el gusto del otro así que preferimos ir a darnos un mimo mutuo y eso significa: salir a comer!

A Ale se le ocurrió cenar en uno de los restaurantes que están en The Shard, el edificio, por ahora, más alto de Europa. El restaurant se llama Ting y es chino, claro, pero al momento de ver el menú me dí cuenta de que era fusión porque no es el típico chino de noodles y arroz. No, este tiene una carta con ingredientes de otros países.

La pasamos tan bien y disfrutamos de tanto que me gustaría compartir con vos esta experiencia y ya mismo te muestro el lugar, el menú, los platos, el baño… TODO!

Me acompañás?

_P1070923.jpg

Tuvimos una ubicación de privilegio!

_Shangri-La 015.jpg

Con una vista espectacular!

collage1

Los detalles: el plato de sitio y el menú.

__P1070935.jpg

Nos trajeron la “panera” 🙂 Un sabrosísimo y tibio pan con manteca.

Cuando voy a estos sitios, trato de pedir un mocktail, o sea, un cocktail sin alcohol. Siempre me he encontrado con agradables sorpresas de sabores y esta vez no fue la excepción.

_Shangri-La 008.jpg

Mi mocktail con florcitas.

Ale quiso pedir el Menú Fijo, que consta de cuatro pasos. Yo no quise, porque salvo mi entrada, todos los platos tenían algo dulce. Y no me gusta la comida agridulce! Me decidí por una entrada y por un plato principal. Y postre, claro!

Lo que Ale pidió:

_Shangri-La 005.jpg

La entrada.

_Shangri-La 011.jpg

El segundo plato.

 Ale subió esta foto en su Facebook y escribió (algo que es cierto!) “Estas no son las sobras, todavía no empecé!!” 😀

_Shangri-La 023.jpg

El plato principal.

Lo que yo pedí:

_Shangri-La 012.jpg

La entrada.

_Shangri-La 026.jpg

El plato principal.

Este plato tenía unas gotas de naranja. Mmmmmbueh. Debo reconocer que no estaba mal, todos los sabores estaban equilibrados, así que bueno, comí bien pero si hubiese podido elegir otra cosa, lo hubiera hecho.

Por suerte quedó lugar estomacal para los postres! Pero antes, decidí ir al baño, más que nada para “chusmear”.

Oh, la sorpresa!!!

collage2.jpg

Acá te lavás las manos, con la vista a la ciudad.

En el lugar privado, ejem, tenés un inodoro con bidet incorporado.

_P1070946.jpg

El cual podés controlar chorro, temperatura y dirección con este “control remoto” que está en la pared!

IMAG1005

Y el baño de hombres, desde donde también se tiene una gran vista. Foto by Ale, acá no entré!! 😀

Ahora sí, a los postres!

_Shangri-La 041.jpg

El postre de Ale.

_Shangri-La 043.jpg

El postre que pedí yo.

Después del postre, seguía con ganas de no irme así que me dí una vueltita por el restaurant y donde no veía gente, ahí sacaba las fotos!

_Shangri-La 052.jpg

Por ejemplo, acá.

collage4.jpg

Hay unos rincones bellísimos!

_P1070969.jpg

En esta sección, a la vista de todos, emplataban.

collage3.jpg

Los muebles, las plantas, los detalles, increíbles!

A la vuelta de mi tour, nos trajeron los petit fours.

Shangri-La 046

Con dedictoria!

Habíamos hecho la reserva para las 8pm, cuando todavía había luz por lo que cuando terminamos, ya era de noche.

Shangri-La 034

Y la vista era espectacular!

_P1070924.jpg

La pasamos súper bien! Cinco estrellas!

Fue una velada por demás bonita y muy romántica y algo que hizo esta noche única fue un mini tour personalizado que tuvimos por el hotel Shangri-La que se encuentra en este mismo edificio y pudimos visitar un par de habitaciones, el spa, el gym, la pileta y el bar.

Pero eso te lo muestro en el próximo post!  😉