Rhubarb & Strawberries

Rhubarb o ruibarbo es un vegetal. Yo pensé que se trataba de una fruta porque es dulce, delicioso y muy perfumado. 
Fijate que es muy parecido al apio, nada más que de color rosa.
A mí me gusta mucho! La primera vez que lo probé fue allá por 1999, cuando vine a pasear a Inglaterra por segunda vez y me hospedé en lo de mi amigo y la mamá hizo un postre típico: rhubarb & custard. Bueno, en realidad, acá a todo postre le agregan custard y encima caliente y después necesitás un guinche para que te levanten de la silla!
Recuerdo que el postre era como una especie de mermelada porque eso sucede cuando ponés ruibarbo con azúcar en una cacerolita sobre el fuego: Enseguida  este vegetal se deshace y al dejarlo enfriar, lo podés comer a cucharadas. Ñam!
El otro día compré rhubarb y se me ocurrió hacer una tarta. Como no tenía la cantidad que me pedía la receta original, le agregué frutillas y fue una combinación por demás ganadora!
Sé que en Argentina se consigue ahora, creo que en la Patagonia con más facilidad. Así que si lo ves, animate a esta tarta y dejarás a todos fascinados y la cocina totalmente perfumada!
Empecemos con la base de la tarta.




Mientras tanto, vas preparando el relleno.




A mí me llevó más de 1 hora porque mi horno es medio lento, no sé qué le pasa. Tené en cuenta, además, que tanto las frutillas como el ruibarbo exudan mucho líquido por lo que la base estará casi cruda si lo sacás antes de la hora, me parece.
Justamente, llega un momento en que ves que hay tanto líquido que se está haciendo una mermelada adentro de la tarta! Es ahí cuando la saqué y le agregué gelatina sin sabor a ojo. Fijate vos, supongo que llevará algo así como 3 sobrecitos. La volvés a poner al horno y la experiencia te va guiando cuándo sacarla.
Lo bueno de hornear a baja temperatura es que te asegurás una base crocante y que los bordes no estén quemados.
Conocías el ruibarbo? Espero que pruebes hacer la tarta y me contás!