Galletitas Coloridas, Divertidas Y Muy Ricas

Así pasa cuando algunas personas te caen bien y te gusta cocinar: No pasa mucho tiempo sin que lleves algo rico para convidar.
Durante el tiempo que duró mi trabajo temporal (al cual me pidieron que vuelva después de mi viaje) estuve en contacto con algunos de los que trabajaban allí de forma permanente y, a pesar de que ellos hacían una cosa y yo otra completamente distinta, compartíamos algunos escritorios o intercambiábamos algunos hellos o see-you-laters.
Los que estaban cerca mío eran diseñadores y editores así que cuando se me ocurrió llevarles algo rico, pensé en colores. Porque una galletita puede ser “gracias, qué rica” pero para personas que constantemente trabajan con la estética, creí que llevarles algo comestible y con un wow factor agregado, era la decisión acertada.
Así es como recurri a mis colorantes favoritos, los colorantes en gel Wilton que son una maravilla por su calidad  e intensidad y me puse manos a la obra: recurrí a una receta básica de galletitas de manteca per que no tuviera TANTA manteca si no, se hace muy difíciles de manipular. Encontré la receta y aquí mismo te muestro todo: ingredientes, procedimiento y cómo hacerlas.

Seguís con el procedimiento de toda masa con mucha manteca, la amasás con tus manos y el calor de las mismas hará el resto.

Pesala, dividila en partes iguales (la cantidad que quieras) y las dejás en la heladera por unos 30′.

Al cabo de los 30′, “coloreás”!
El procedimiento para hacer las galletitas rayadas es simple pero algo trabajoso porque la masa es muy mantecosa y al calor de las manos se vuelve más difícil de trabajar. Te recomiendo que trabajes sobre silpat o papel manteca o parafinado para poder amasar y en vez de levantar lo amasado con las manos, te ayudás con eso.

Ese “tronco” debés colocarlo en el freezer por unos 30′. Si podés, hacelo también antes de cortarlo por la mitad, yo no lo hice y un costadito no quedó del todo prolijo. Con poner la masa en el freezer te asegurás prolijidad total al cortar las galletitas!

Ahora, podés hacer otra receta para hacer las redondas.

Ambas van al horno a 180ºC por 10′-12′ o un poquito más.

Y a disfrutarlas! Con la vista y al probarlas!

Son deliciosas!

No importa su forma o color!