Campos De Tulipanes En Lisse

No se puede todo en la vida. No se puede estar bien con dios y con el diablo. No se puede caminar y comer chicle. No se puede elegir alguna que otra foto cuando sobrevolás campos de tulipanes y cuando visitás un parque… No se puede! No se puede!
Cómo me costó elegir las pocas fotos que publicaré en este post porque los colores que yo he visto hoy difícilmente los vea juntos y tan bien combinados en otro lado!
Los tulipanes siempre fueron mis flores favoritas junto con el jazmín y, sinceramente, pasé un día maravilloso!
Lo comenzamos bien temprano cuando fuimos en tren al aeropuerto internacional de Schiphol para tomarnos desde allí un bus que nos llevó a la Terminal de Aviación General de donde parten aviones privados. 
Tuvimos que llevar nuestros pasaportes, los chequearon todo manualmente con sticker y planilla, papel y lapicera y al ratito se acercaron (éramos un grupo de 12 personas) el capitán y el copiloto quienes tan divinamente se presentaron, nos explicaron cómo sería el vuelo y que no íbamos a volar muy alto y que una vez que el avión tomara cierta altura, nos podíamos desabrochar los cinturones y movernos por todo el avión a nuestro gusto.
También, para placer de Ale, nos dijeron que la cabina iba a estar abierta durante todo el viaje así que también se podía sacar fotos de ese sector. Volamos en un DC-3 de 1944, un avión pequeño que solía usar la familia real de Holanda.
Ahora lo bautizaron Princesa Amalia, por la futura reina de Holanda.
Creo que no se puede explicar mucho, no?

Les juro que no es ninguna alfombra, son tulipanes!!!

El vuelo duró algo de media hora, tiempo en el que sacamos fotos y filmamos y se nos pasó súper rápido!

Aquí estoy bajando del pequeño y movedizo avión.

Luego volvimos al aeropuerto, almorzamos allí y tomamos otro autobús que nos acercara a Keukenhof Gardens. 
Keukenhof Gardens es un parque de unas 32 hectáreas y es el lugar más grande del mundo donde se plantan y exhiben tulipanes durante solamente 8 semanas al año y así y todo atrae a unos 800.000 visitantes anuales.
Se nota, no?
Sin embargo, no te creas que se estaba incómodo. Había lugar para todos y nadie se chocaba y se empujaba. En realidad, la foto pareciera mostrar mucha gente apretujada pero no fue así en ningún momento: El predio es gigante y se podía caminar y sacar fotos cómodamente.
El paseo fue un constante deleite centímetro por centímetro porque hay sectores que tienen arbustos, otros tienen lagos; también pequeñas cascadas. 
Todo está hermosamente diseñado.
La combinación de colores! (La foto está sacada con efecto “miniatura”)
Lo que sorprende, verdaderamente, es el tamaño de los tulipanes!
Hermosos!
Hermosos!!!!!
También hay un invernadero donde se exhiben toda clase de orquídeas.
Nos subimos a un molino.
Desde donde contemplamos parte del parque.
Y campos coloridos.
Muy coloridos!
 El día que nos tocó estuvo muy lindo, soleado y con calorcito y caminamos mucho aunque como íbamos despacio no nos dábamos cuenta. Me doy cuenta ahora que me siento a escribir, a seleccionar fotos y no puedo más del sueño!
De todas maneras, este post con las fotos solas no necesita mucha descripción, sólo recomendarles que si quisieran visitar este sitio, que siempren consulten antes porque las fechas varían según cómo estuvo el clima. Este ha sido un año un poco más cálido que el resto por lo que la cosecha de tulipanes se adelantó.
Ojalá puedan hacer esta excursión! La recomiendo totalmente!
Nosotros lo disfrutamos muchísimo!
Mañana no creo que nos tengamos que levantar muy temprano pero pensamos recorrer otra hermosa ciudad. Alguna idea de cuál? A ver quién adivina!