Vivir El Futuro

Soy nostalgiosa pero al revés: Yo te añoro el futuro. En realidad, estoy tanto tiempo pensando en lo que vendrá que me olvido del presente y el pasado para mí es una colección de recuerdos.
A mí me tiene mal el futuro. Vivo ideándolo, tratando de controlar lo que pueda pasar y me estoy dando cuenta de que eso afecta mi presente: Porque no doy un paso en falso (o no doy NINGÚN paso) pensando en las consecuencias que puedan traer más adelante.
Y así paso los días, los meses y los años, elucubrando las más variadas consecuencias que puedan traer mis acciones o decisiones del presente y, sinceramente, mi cerebro está diciendo basta!
BASTA DE IMAGINAR! Porque a fin de cuentas eso estoy haciendo: Estoy imaginando futuros procesos, acciones y consecuencias sobre decisiones que tengo que tomar en el presente. Y lo peor es que, como no quiero sobresaltos ni desilusiones, todo lo que imagino es negativo y la cabeza me estalla. Y me angustio. Y basta!
De eso me dí cuenta hoy skypeando con mi psicóloga. Y me dí cuenta que todo se remonta a mi vida en Argentina, cuando tenía una vida predecible y más que nada con el trabajo. Mi trabajo a mí me daba identidad (bueh, no sé si eso está bien o mal pero a mí me iba bárbaro y me encantaba y todo era lindo!) y acá vi que en esta ciudad que ofrece todo y de todo, podés dartes lujitos como juguetear con probar hacer esto o aquello, parar de trabajar un tiempo para ver qué es trabajar de esto otro, jugar con tu tiempo… Y eso estuve haciendo hasta ahora.
Y me harté, che. Me har-té. Me cansé de este presente a los saltos que hace que no me sienta preparada para enfrentar un futuro, lo que sea que pase.
Porque en mi trabajo yo decidía todo: qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo y, eventualmente, si hacerlo o no. 
Dejé todo en Argentina para venir a Londres a acompañar a mi esposo que sí tuvo la oferta de trabajo que esperaba y desde entonces, estamos aquí. Yo soy la mujer detrás del hombre acá!
Sé que tengo que sacar fuerzas para olvidarme del futuro que no conozco y concentrarme en el presente. Por supuesto que sé que esta estrategia es la mejor pero cómo cuesta! Es cambiar prácticamente mi estructura de pensamiento! 
Será difícil? Pero espero que no sea imposible!