Bermondsey Street

Londres es una ciudad pujante, se reinventa todo el tiempo, las municipalidades y diferentes organizaciones dan apoyo a los entrepreneurs, se valoran y se aceptan ideas nuevas, locas… Y cuando va todo bien y ese algo se pone de moda, los precios de los inmuebles de la zona se van para arriba!
Esto pensaba el sábado cuando fui a almorzar con María Marta a un monono restaurant que queda en una esquina de la hermosa Bermondsey Street: La moza que nos atendió nos contaba que ella solía vivir a menos de un minuto de caminata de distancia del restaurant. (Sí, acá medimos así las distancias, por minutos, porque las cuadras no existen!!!)
Pero claro, como esta calle se puso de moda, los precios de alquiler se fueron por las nubes y se tuvo que mudar. Ahora le toma unos 10 minutos pero dice que igual está bien.
Y querés saber por qué se puso de moda? Simplemente porque se empezaron a abrir unos cuantos negocios monos de comida rica y originales. Hasta ahora no vi un solo café o restaurant de cadena!
Pero no sólo hay restaurants tan diferentes, también hay muchos negocios de decoración y de objetos, uno más lindo que el otro, por lo que ofrecen y por cómo están puestos.
Es muy fácil llegar porque queda a unos 10-15 minutos de la estación London Bridge.

Ojo! No te confundas: Lo que se ve en el mapa es Abbey Street, no Abbey Road!!! 

Después de almorzar en el restaurant Antico, que queda en la esquina justo de Abbey Street y Bermondsey Street, con María Marta decidimos caminar la calle y mientras charlábamos, sacaba fotos.
Te muestro las fotos de algunos negocios tan lindos y originales y algún comentario de algún restaurant que pueda hacer es gracias a María Marta que se los conoce casi todos y ella me iba contando cositas.
Vamos de caminata?
La estética de la calle tiene aires hipsters pero también hay edificios restaurados, esos macizos y sólidos docks que por suerte han sido rescatados y ahora albergan oficinas, viviendas y / o negocios.
Empecemos con los shops.
Objetos.
Objetos creados por artistas.
Ropa para niños. 
Productos para mascotas.
Souvenirs originales.
Docks bien aprovechados, galerías de arte, viviendas, oficinas…
Más viviendas.
Como te contaba, la oferta gastronómica es variada, como así los precios, pero si estás cuidando el bolsillo te recomiendo comer algo en otro lado y venir a caminar por aquí y empacharte de sacar fotos hermosas!
 Café y productos italianos. Caros, como todo lo italiano que conseguís en Londres!

 María Marta informa: “Acá sirven tapas”.

 No recuerdo qué me dijo de este restaurant! 

 Este es un típico café inglés, donde se sirven esos desayunos power!

 “Acá es muy posh y sirven unos cocktails muy ricos”.

A Ale le dijeron que acá la pizza es muy buena.
Un restaurant & café vietnamita y te podés sentar adentro o en la esquina de la plaza de enfrente.
Una pastelería muy florida!
“En este pub se come muy bien y no sólo comida de pub,” subraya María Marta. 
La plaza.

Hay oferta artística, por supuesto!

Fashion and Textile Museum.

También hay un taller donde se sopla y venden objetos de cristal.
Ahí atrás está el taller.
Y así llegamos hasta este túnel, señal de que nuestro paseo por esta calle se había terminado.
Pero me quedaban un par de fotos más para sacar.
Estas macetas coloridas y gigantes!

Y recordarme que algún día tengo que darme el gusto de andar en bici por Londres!
Les gustó esta calle? Es un rinconcito poco conocido y sumamente colorido y original. Y con días de sol, se disfruta muchísimo más!