Hay Efectivo

Hace bastante tiempo que la parte de vida matrimonial que me corresponde se ha digitalizado mucho. La parte de Ale hace rato que lo está: lo conozco desde el año 2000 y ya en esa época él pagaba sus impuestos o jugaba al Quini-6 on-line. Nunca iba al banco o a la municipalidad a pagar nada.
Yo me adapté bastante pero con respecto a la música, yo seguía comprando CDs. Después, al venirme a vivir a Londres, vi que era de lo más común comprarse películas o series en DVD. Y me compré algunas cositas.
Pero los años han pasado y me he dado cuenta de que no pongo nunca un CD si quiero escuchar música. Voy a Spotify y como Ale paga mensualmente, escucho lo que se me canta. Y claro, es siempre más cómodo elegir desde ahí con la ayuda del control remoto que andar buscando, abriendo y cerrando una cajita de CD y poner el disquito.
Con las películas y series, lo mismo. Las vemos on-line y todos contentos.
Así que vimos que nuestra colección de pelis y CDs estaban ahí, ocupando lugar en un mueble y juntando polvo. Fue así que me acordé de Music Magpie.
Music Magpie es una empresa que compra tu música, tus películas y también ropa y andá a saber qué más. Vos te registrás en su website y escaneando el código de barras de los productos que quieras vender, te los cotiza al instante. Así vas haciendo con todas las pertenencias y, bueno, al final tenés un total que si te parece bien, le das ok, y dependiendo de cuántos son, ellos vienen a buscarlos. Si no, lo mandás por correo.
En nuestro caso los artículos fueron:

Me mandaron un mail con las instrucciones a seguir: Que pusiera todo en una caja y por la cantidad, que ellos pasarían. También me enviaron una hoja que tenía que imprimir para pegar sobre la caja y que pasarían al día siguiente.

Así fue y hace un par de días se acreditó en nuestra cuenta bancaria el depósito. Yo pedí que se me pagara así, otros si quieren, pueden pedir que les manden un cheque.

Ellos aclaran, también, que el monto depende de en qué estado encuentren lo que vos mandes y que ningún artículo se devuelve una vez que lo mandás.

Mi parte argentina (o sea, desconfiada) ya estaba levantando una ceja pensando: “Es mi palabra contra la de ellos, qué vivos!” Pero, no, se me depositó lo que se me estimó desde un principio: 52 items a un total £46.36

No me pareció poco, al contrario, y gané espacio en un mueble y me siento más liviana sin tantas pertenencias materiales, esas cosas que ocupaban un lugar y a las cuales ahora puedo acceder de otra manera, de forma digital y hasta más ecológica, supongo.