La Lista De Enero

Un nuevo año ha comenzado, se siente limpio el aire que respiro, se siente como si tuviera ante mí un block de hojas rayadas recién comprado y una lapicera en mi mano dispuesta a escribir mis impresiones de lo que vendrá y de lo que ha sido y que todo me sirva para tener una vida fructífera, creativa, súper, genial, original….
Ok, nada de eso. O sí, un poco. Sí siento el año nuevo, no sé cómo explicarlo. Siento que ante mí hay un futuro en blanco y que yo lo tengo que llenar haciendo algo, más bien, cosas y que todas esas cosas sean buenas y productivas… 
Pero… qué cosas?
Y, por empezar, sigamos con la lista que comenzó en noviembre, tuvo su relativo éxito en diciembre y vamos a ver ahora en enero, cómo viene y cómo se proyecta todo.
Repasamos? 
Y va lo que ya hice (tachado) y lo que no hice (no tachado) pero para todo tengo un comentario. (O una excusa!!!)
– Comprar lana y ponerme las pilas con el bordado y / o tejido.
(Eeeeh… no. Es que creo que voy a estar perdiendo el tiempo. Rarísimo, antes disfrutaba mucho de tejer o bordar pero ahora creo que si en este momento lo eligiera, me vendría mucha ansiedad porque creería que tendría que estar haciendo otra cosa, no eso. Espero que se me pase…)

– Hacer esa torta especial a ver cómo sale…
(Mmmmmmno. No. A pesar de que es invierno y hace frío, no estoy horneando tanto como antes. Comprobé que cuanto más horneo, más como. Así que por ahora, no. Pero si alguien tiene un cumpleaños, que avise!)

– Fijarme si puedo ordenar las fuentes, tuppers y demás trastos de otra forma, de más fácil acceso.

(Oh, sí, me fijé… Sirve ya para tachar? Dentro de todo, las cosas siguen massssomennnnosss ordenadas, zafan. Pero verdaderamente, necesito un nuevo concepto para guardar las cosas. Qué tal probar si pongo adelante lo que más uso?)

– Comenzar a hacer el álbum de fotos para mami.
(Lo hice, lo mandé a imprimir y esperando a que llegue!!!)

–  Ordenar de otra forma los trapos, esponjas y cepillos para la limpieza. (DEBE DE HABER otra forma!)
(Vengo bien, eh…. No; los miré, los lavé, los doblé, los guardé pero no sé, sigo sin darme cuenta cómo corno los puedo llegar a ordenar! En mi imaginación veo cajas y cajas de IKEA. Son hermosas, son lindas… Creo que iré en estos días.)

– Vaciar los cajones del mueble de la cocina y limpiarlos y ordenar todo lo de adentro.
(Y no me llevó tanto tiempo como yo pensaba!)

– Ver si consigo cera para el piso o algo parecido, a ver qué onda…
(Pero no quedaron tan brillantes como yo quería!!!)


– Devolverle a Alejandro el DVD de Downton Abbey!!!!

– Devolverle a Pity los DVDs que me prestó que ya ni me acuerdo cuáles son. Va a tener que venir a casa y fijarse!

– Devolverle a Jonathan los DVDs que me prestó y que no vi!
(Oh, pero cuáles eran…?)

– Fijarme si finalmente me voy a deshacer de la mayoría de mis CDs y DVDs y hacerlos CASH! (Oh, yeah, baby! En casa ya está todo digitalizado y ocupan lugar!)

(Ayer justito estaba por hacerlo pero me distraje con otra cosa. Money, money, money, money…)
 – Ver qué preparar para las fiestas o decidir si comprar todo lo que vayamos a comer.
(Obvio que ya lo hice! Unas milanesas que nos dejaron felices a todos!!)

– Tratar de no exagerar con el tamaño de las ensaladas que no llevan lechuga y limitarme a que todo quepa en un bowl.

(He descubierto que más grande la ensalada, no necesariamente más flaca o menos subís de peso. Me he limitado al tamaño bowl chico y es mejor y más satisfactorio. Y eso que amo los vegetales!)

– Alentarme a comenzar algún tipo de actividad física.

(Alentarme, lo que se dice “alentarme”… no, no lo hice. Me imagino corriendo, sí, pero también sé que me desinflo rápido. Y al mes siempre me duele la misma rodilla. Ahora estoy pensando si en vez de salir a correr todos los días como hacía antes, no me conviene tres veces por semana…)
Creo que este ejercicio viene bien, me ayuda a verme más objetivamente y me sorprendieron muchísimo las palabras de aliento con respecto a este tema que tuve el mes anterior!!
Este mes me agrego:
– Comenzar con el curso on-line de Excel.
– Destinar 3 horas (o más) a la tarde o a la noche, a algo que no tenga que ver ni con la tele ni con la compu.
– Seguir con la rutina de limpiar y ordenar un cuarto por día. Hasta ahora funciona!
– Retomar mi librote y ejercicios para ahondar conocimientos de HTML y CSS.
– Llevar una agenda semanal y anotarme las cosas que planeo hacer, como hacía antaño, como hace todo el mundo!
– Ordenar el cajón del escritorio donde está la impresora.
– Ordenar (ayyyy, cómooooo??!?!?) lo que hay arriba del mueble blanco, ese que ordené por dentro la otra vez.
Así quedó mi lista.
Así estamos.
Buen lunes!