Un Día De Navidad

Llega la Navidad, para mí la época más linda del año, cuando me pongo contenta y recuerdo mi niñez más que en otros días.
Pero este año no sé por qué me ha pintado la nostalagia y el bajón. Me había sucedido un par de veces antes, los sendos años en que murieron mi hermana y mi viejo pero este año estoy un poco rara. Me siento un poco rara.
Tal vez sea que en estos días me relajo más y quedo como indefensa ante la horda de recuerdos que me azotan.
Esta navidad será tranquila. Estaremos Ale y yo en casa, en piyamas seguramente, mirando la tele, escuchando música o tecleando y leyendo compulsivamente esta pantalla amiga.
No vendrán mis primos porque cada uno decidió pasarlo con amigos así que el menú se ha acortado bastante: milanesas, milanesas, milanesas, milanesas! Ale no pidió otra cosa para el 24, el 25 y el 26!
Fui al supermercado en el medio de la tormenta-tifón que hubo ayer, compré la carne para las milanesas, las papas, el perejil, el ajo.. y nada más! Ni siquiera algo como para hacer un postre. Nada.
Este año no pienso cocinar de más (somos dos! Después termino comiéndome todo yo!!!) y hay frutas para hacerme una mini ensalada como postre, hay lechuga y tomates, hay helado Häagen-Dazs de dulce de leche y dos personas que tienen ganas de estar juntos y tranquilos.
Queda solamente desearte Feliz Navidad, la fueras a celebrar o no. Qué importa, no? Me parece que lo importante es desearse buenos augurios, sea la época que sea, pero en estos días uno los repite con más insistencia y está bien.
Te regalo esta canción que cansa un poco pero sé que a mucha gente le gusta y viene de una película que veo siempre el 25 a la tarde, con la panza llena!

Felicidades!