Kuala Lumpur Día 1

Día 1? Qué día es hoy? O qué horas en Londres? Y en Argentina? Tengo sueño y no puedo dormir. Se me acartonan los párpados, me tiro en la cama… qué hora es? 5 am?

De ese estado de confusión estoy saliendo de a poco. Odio el jet lag pero qué le vamos a hacer si viajamos hacia Asia!

A Malasia! 

Después de un vuelo de 14 horas y de haber hecho una conexión de corta duración en Doha, Qatar, estamos en Kuala Lumpur, un sueño hecho realidad.
Cómo no querer venir si están aquí las Torres Petronas, las torres gemelas más altas del mundo y que fueron proyectadas y diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli!
Llegamos ayer, a las 2pm hora local y luego de habernos tomado el tren desde el aeropuerto, tomamos un subte que nos dejó muy cerca de donde nos alojamos.
Esta vez elegimos quedarnos en un departamento A LA VUELTA de las Petronas, así que estamos re bien ubicados!

El depto. Tiene piscina y cancha de tenis!

También hay un sitio para lectura, lugar para comer, gimnasio y otra piscina desde donde ves las torres!

Mucho no hicimos ayer porque estábamos cansados, extenuados, con ganas de dormir más que pasear pero de todas formas, nos dimos una ducha y salimos al rato, a dar unas vueltas por el shopping que pertenece a las Petronas y después de cenar, nos vinimos a dormir!

Parte del Suria KLCC.

Hoy a las 4am ya estaba despierta y no pude dormir más y hoy se podría decir que fue nuestro primer día en Kuala Lumpur.
Qué hacer como primer paseo? Adivinaste! Las Petronas!
Habíamos sacado nuestra entrada por internet estando en Londres así nos asegurábamos un horario porque los visitantes entran en tandas de a 20 y con tiempo limitado.
Teníamos el turno para las 9.15 y te escoltan en todo momento pero con toda amabilidad. 
Primero tomamos un ascensor desde no se veía nada y te proyectaban una filmación sobre cada pared del ascensor de lo que se vería si tuvieran ventanas!!! Obviamente que los oídos se nos taparon y enseguida nomás, llegamos al Skybridge, el puente que conecta las dos torres.
A 170m de altura.
En todo momento había un guía dejándote que miraras, sacaras fotos, también se ofrecía a sacarte una. Había también seguridad pero para nada intrusiva y por demás amables.
Nos llamaron al cabo de 20 minutos y volvimos a tomar otro ascensor y subimos hasta el 83, tomamos allí inmediatamente otro que nos llevó al piso 86, donde se tenía una vista espectacular!!
Cómo me gusta visitar ciudades, explorar sus edificios!!!

En este piso había además demostraciones interactivas, videos, maquetas, lo usual.

Y nada más! Nos bajaron al Gift Shop, compré algunos regalillos para mi ahijado menor que le falta re poco para recibirse de arquitecto, dejamos todo en el departamento y de allí partimos para la Oficina de Turismo.
Bonita, eh?

La entrada.

Allí encontramos más información para organizarnos unas caminatas que haremos en los próximos días.
Me sorprende que no llueva tanto (han caído apenitas unas gotas!) y no haga tanto calor sofocante. Veremos cómo amanece mañana.
Igualmente seguimos caminando, ya cada vez con las piernas más pesadas!

Nos tomamos el monoriel.
Dimos unas vueltas por un sector llamado Golden Triangle donde se veían muchos edificios altos, más que nada shoppings.
Pero después terminamos caminando por otras zonas más auténticas!

Y gente comiendo.

Me gustó ver estos comedores prácticamente al aire libre, donde aparentemente sólo son visitados por locales, señal que ahí se come bien seguro! No fuimos porque nos habíamos tomado un helado hacía unos minutos!
Así como si nada, en una callejuela te lavan el Lamborghini. (Es un Lamborghini el amarillo, no?)
Entramos al Lot 10, un shopping e hicimos algunas compras y no dábamos más y Ale quiso un masaje thai de pies, en un Spa tailandés que vimos de casualidad.
Pensé que lo necesitaba aunque no soy muy fan de los masajes y menos los de pies y cabeza. Odio que me toquen los pies y la cabeza!
Sin embargo, acepté y sufrí como una loca! La señora era pequeña pero tenía una fuerza descomunal. Encima, esta mañana me choqué con la cama y me quedó un lindo moretón en la pierna y la masajista me lo apretó como 3 veces!
Ahora mis pies estarán divinamente descansados y mentolados pero tengo como cien patas de gallo nuevas por haber estado frunciendo la cara a lo largo de 30 minutos!
El día se estaba haciendo largo y decidimos volver y pasamos por el shopping Pavilion donde hay una fuente que tiene que ver con la hermosa flor Hibiscus, la flor nacional de Malasia.

La entrada principal y la fuente.
Cruzamos por un puente peatonal.

Después de una siesta reparadora salimos a cenar y volvimos al Pavilion, divino, gigante, espectacular!

Así es por dentro.

Y después de cenar en un restaurant cercano, volvimos a casa.
Esto es a la vuelta de donde nos alojamos.
Nada que envidiarle a Ocean Drive, no?
Gracias por pasar y leer, comprenderán que no podré (bueno, quién sabe!) responder cada comentario pero los leeré seguro!
No me quiero hacer la canchera diciendo que no tengo sueño pero me voy a tener que obligar a ir a dormir!
Nos encontramos mañana por acá? Gracias!