Niños En UK

Hay muchas cosas y muchos detalles de la vida cotidiana en UK, bueh, ok, Londres que es donde vivo, que al principio, cuando te vas adaptando, son todo una novedad y te llaman la atención y las juzgás, las aceptás o no las aceptás y te dejan pensando y muchas veces da paso al estereotipo. 
Entonces te llenás de frases como “los ingleses hacen tal cosa”, “los ingleses siempre dicen que…”, “los ingleses blah blah blah” y pareciera que esos detalles que se dan en un grupo reducido de personas o en una sola, a veces, dan paso a categorizar todo un grupo más grande o peor aún, a toda una nación.
Es muy difícil recordar, casi, todo lo que me llamaba la atención en su momento. Sé que en mi casa de Argentina hay unos emails viejos que mandaba al principio a mis padres (previa impresión en la casa de mi vecino!!) y voy a ver si la próxima vez que voy los busco y así comparo. O recuerdo.
Pero después de estos 8 años de vivir aquí, todavía hay algo que me sigue llamando la atención y es el trato hacia los niños. Aunque primero, voy a dejar en claro unas cosas:
Los comentarios que haré bordearán el estereotipo y son generalidades pero de ninguna manera significa que TODOS LOS INGLESES sean así. Y es más, Londres es tan cosmopolita que capaz yo creo que algunos son ingleses… y no lo son! Por eso, no juzgo, ni prejuzgo ni sentencio pero paso a contarte lo que veo. Y repito: no digo que todos sean ingleses ni que todos hagan lo mismo y que todos son iguales!
Aclarado y hecho mi disclaimer, te paso a enumerar esos detalles:
– Es rarísimo ver un niño aúpa de la mamá al menos que sea muy muy bebé y hasta a veces, ni así. Los bebés siempre están en su cochecito, de los que cada año salen modelos nuevos, sofisticados y… están buenísimos! Con el bebé en el carro pueden subir al colectivo, al subte, al tren, al taxi (sí! entran en los taxis!) y saben por qué? Porque pueden! Las veredas son lisitas y cada esquina está adaptada para que uno pueda bajar el carro con total comodidad.
– En los colectivos hay calcomanías que dicen que si hay mucha gente viajando, que por favor se desarme el carrito. Muy pero muy pocas lo hacen (en 8 años no vi a nadie que desarmara su carrito e hiciera aúpa a su hijo) y se meten igual, a todo empuje o prefieren esperar al colectivo siguiente.
– Por el hecho de que con el carro igual podés viajar cómoda y también ir a muchos lados más rápido, notás que muy pocos chicos caminan de la mano del progenitor y ves hasta chicos de unos 5 años (o a veces más!) que van a todos lados sentados.
– Con respecto al trato, noto que hay una costumbre de dejar llorar al niño y muchas veces el padre (cuando digo “padre” me refiero a madre o padre) está del otro lado del carro y no lo mira. No veo que las madres consuelen al niño con caricias o palabras. A veces me da pena porque unas caricias o palabras de consuelo de parte de mami calman los llantos.
– Bueno, ni te cuento si gritan o caminan y tiran cosas. Nada. No pasa nada.
– Los padres se dirigen al niño en tercera persona. Por qué será? “Mami quiere que hagas tal cosa”, “Papá quiere que hagas tal otra”; nunca dicen “yo” o dan una orden directa. Y cambian el tono de voz cuando se dirigen a los niños: les hablan con mucha suavidad.
– Porque he trabajado en escuelas, te puedo asegurar que los niños de primaria son los más silenciosos que hay! En la escuela se hace mucho hincapié en hablar casi en susurros y en comportarse muy sigilosamente. También he notado que en una clase, si un niño quiere decir algo, no levanta el brazo y grita “yo seño, yo seño, yo seño” (cómo extraño esas reacciones argentinas!!!) sino que apenas levantan el brazo y el dedo índice y también se espera de los chiquitos en edad escolar que no sean bulliciosos ni siquiera en público. Algo que cambia en la adolescencia!!!
– Por cómo veo que suelen reaccionar los británicos ante una desgracia o situación de mucha tristeza, me da la sensación de que se les enseña a no llorar en público o a aguantárselas, como muestra de gran entereza y dignidad. E incluso como muestra de respeto hacia los demás.
– Como se deben imaginar, no por nada el británico en general tiene fama de ser muy educado: todo niño que comienza a balbucear aprende a decir “por favor” y los padres exigen mucho el uso de esta magic word. “Please”, “Thank you”, “Excuse me” y “Sorry” son el ABC de toda interacción social entre amigos, familiares, conocidos y desconocidos.
– Me llama la atención que para los niños se vendan paquetitos de snacks saludables y uno de ellos es… pasas de uva! Ajjjjj, pobrecitos los compadezco, yo las odio!!
– Como alguna vez conté, en privado, o sea en su casa o en un ambiente de confianza, he visto que los padres son súper amorosos con sus hijos. Tal vez no son de andar besuqueándolos pero sí de darles abrazos.
A esta altura, releyendo lo que escribo, ya no sé si realmente lo que describí es algo para destacar. Tal vez viviendo en Argentina no me daba cuenta y esto también sucede pero es mi humilde opinión y conclusiones que saco según mi observación.
Qué te pareció a vos?