Diana, La Película

En inglés hay un adjetivo por demás gráfico (como muchos adjetivos en este idioma) y que para ser traducido al español requiere de mucha explicación (como casi siempre pasa cuando traducís un adjetivo del inglés al español). La palabra en cuestión es toe-curling.
Toe es un sustantivo que significa “dedo del pie” y curl es un verbo que significa (entre otras cosas) “enroscarse”. Bueno, entonces vos ahora te imaginás esa acción, cuando uno, de alguna forma, enrosca los dedos del pie? Generalmente es cuando algo te incomoda o te da como vergüenza ajena. Lo hemos hecho sin darnos cuenta tal vez. 
De lo que se decanta que cuando vos decís que algo es toe-curling, es algo que te provoca esa incomodidad, esa vergüencita. Y no sé por qué pero cada vez que veía pasar un colectivo con el póster de que en poco tiempo se iba a estrenar la película de Princess Diana, yo sentía como si mis dedos del pie se enroscaran.
Es que me imaginaba que la peli iba a ser más para el público americano que el británico y que, por lo tanto, iba a ser poco objetiva.
La imagen de Diana es muy venerada en muchos países, incluso en Argentina, donde se la ve como una mártir, una-pobre-piba-que-fue-tirada-a-los-leones-de-la-realeza desde muy joven y se casó con ese tarado de Charles-que-tiene-esas-orejas-horribles y la reina-que-es-una-vieja-fea-y-bruja y la Camila-que-también-es-vieja-fea-y-bruja. Qué malos eran todos!
Y qué linda era Diana!
Ciertamente, es la imagen que se tiene de ella en toda Latinoamérica y en EEUU. Lo comprobé, por ejemplo, en enero de 1998 cuando estuve en México como un mes y todas las semanas casi todas las revistas tenían de portada a Lady Di y se vendían pósters por todos lados. (Diana había muerto en el accidente en agosto de 1997).
Lo comprobé en EEUU el año pasado y este y los otros que fui por las tapas de algunos tabloides sensacionalistas que tienen unos títulos tre-men-dos!

Sí, son totalmente toe-curling!
Es, en realidad, la imagen que ella proyectaba y que acá, después de tantos años que han pasado desde su muerte, se está empezando a diluir. Viviendo acá, en este contexto, comprendés muchas cosas, conocés otras y te das cuenta de que tal vez todo no era como te lo presentaban antes o te lo presentan allá. 
Acá salen otros artículos que en otros países no aparecen porque no son del interés general así que te enterás de otras historias. Y conocés el otro lado de muchas caras conocidas.
Pero es como todo, hasta dónde uno sabe qué es lo cierto y qué es pescado podrido? Supongo que lo mejor es encontrar un equilibrio y aceptar que de uno y otro lado hubo cosas buenas y malas, personajes buenos y malos o tal vez nadie era del todo bueno o del todo malo! Hay que saber leer entrelíneas y sacar tus conclusiones de acuerdo a tu forma de ver y pensar. 
De todas formas, fui a ver la película porque quería sacarme las ganas, quería saciar mi curiosidad y no sé cómo hice pero aguanté no leer ninguna crítica.
Y aquí te doy mi parecer.
La película fue dirigida por Oliver Hirschbiegel, dato con el que se viene machacando desde el primer día de filmación. Es que Hirschbiegel fue quien dirigió Downfall (La Caída), la película sobre los últimos días de Hitler y que estuvo bien hecha por cierto, aunque tuvo su cuota polémica.
No vi, sin embargo en Diana, algo que me llamara la atención, algún toque personal u original de parte del director porque hay muchos lugares comunes y desde la primera escena ya sabés cómo va a ser el final de la película.
Pero no me refiero a “Qué obvio, cómo no vas a saber cómo termina si sabés que Diana murió!” No, me refiero a la forma en que desde el mismo comienzo ya tenés idea de cómo se estructurará la película y entonces… bueno, la mirás.
El film abarca los dos últimos años de Diana por lo que si vos esperás una película Araceli, donde se te muestra cómo se crió y etc., pues no encontrarás nada de eso. Simplemente vas a escuchar diálogos banales donde los mismos personajes recitan de qué forma fueron sus vidas y qué carencias afectivas tuvieron para que el espectador se entere.
Todo el tiempo sentís que Naomi Watts la está imitando, no te creés que es Lady Di.
En la escena que tiene que ver con el famoso reportaje con Martin Bashir donde ella lanza la frase “Éramos tres en ese matrimonio” (refiriéndose a Camila), Naomi no logra la mirada cabizbaja que tenía Diana y qué tan bien le rindió para que todo el mundo le creyera.

No le sale!

Al final, a quien se termina pareciendo más es a Liz Hurley cuando se pone una peluca castaña para salir a la calle y pasar desapercibida!

Es igual!

Algunas escenas son, creo yo, meras especulaciones de cómo pudo haber sido algún acontecimiento y traté de tomarlo como que estaba viendo una película romántica más. 

Bueno, igual de romanticismo no tiene mucho!
No hay química en esta pareja cinematográfica! 
Tampoco se muestra nada de su relación con los príncipes.
Es todo “bla bla”, “los veo cada 5 semanas”, “quiero verlos más seguido”, etc.
Lo que es rescatable de la película, a mi entender es que te muestra el detrás de escena, entonces ves que una pose determinada en una foto es un mensaje muy poderoso.

Por ejemplo, esta foto.

Que fue recreada así.

Te transmite muchos mensajes esperanzadores pero lo que se te muestra es la cantidad de fotógrafos que había sacando esa foto y que de natural tenía muy poco.

Y ni hablar cuando te muestran que Diana llamaba a un fotógrafo en particular para darle exclusivas! O arreglaba con él qué foto se publicaba y cuál no!

Aunque en dos o tres escenas muestran que Diana genuinamente se acercaba a las personas con cierto interés y calidez.

Pero, oh, siempre había fotógrafos alrededor!

En fin, es una película que no sé si dejará conformes a quienes admiran a Diana y la tienen como un ejemplo humanitario. Los que creen que todo fue un complot y que todos son malos y ella buena, se van a quedar con ganas de ver algo que justifique su punto de vista. Los que queremos ver algo objetivo y con cierto rigor histórico, nos vamos re calientes porque es cualquier cosa menos eso!

En conclusión, creo que es una película que se queda a mitad de camino para el gusto e interés que pueda tener cualquiera; que no exploró bien ningún acontecimiento y realmente, me molestó y cansó que fuera un compendio tipo rompecabezas de pequeñas escenas de casi 2 minutos editadas y “pegadas” linealmente para contar una historia.
 

Sí, mejor corramos a verla en DVD, no vale la pena programar una salida al cine.

Y cuál es tu opinión acerca de Diana? La película o la persona, vos elegís, me gustaría saberlo!