LinkedIn: De Acá No Salís

Yo sé inglés, soy profesora nacional, vivo en Londres pero no puedo evitar pronunciar LinkedIn como linquedín. Y lo odio, lo odio, lo odio.
Lo odio porque no lo entiendo, porque lleva tiempo, porque me molesta y porque no quiero poner datos (aunque sean laborales) on line!!!
Hace mil años me abrí un perfil no sé para qué ni por qué ni por quién. Estoy segura que alguien me lo sugirió porque a mí jamás se me hubiese ocurrido hacerlo.
En ese momento subí un par de datos y pensé que todo estaba privado. Y después me olvidé. AÑOS que me olvidé que tenía perfil en LinkedIn.
Lo que me molestaba mucho era que me siguieran llegando mails de gente que hacía algo u otra gente que puso una foto nueva o este otro que terminó un curso o dejó de trabajar no sé dónde y a mí qué me interesa!
Sin embargo, hace unos meses, empecé a ver que mucha gente que conozco lo está usando más, que es muy popular y entonces decidí borrar el que tenía antes y subir uno nuevo, desde cero a ver qué onda.
Qué onda? No sé cómo el perfil nuevo tenía como contactos los anteriores y decidí cambiar los settings, no sé qué habré hecho pero todos esos contactos estaban ahí y había una opción de NO MANDAR mails a ninguno de ellos acerca de mi actividad, así sea que puse información nueva, subí otra foto, etc.
Seguí cambiando esto y aquello hasta que me aburrí, me fui a otra página y ya.
A los pocos minutos me empezaron a llegar mails de esos contactos como dándome la bienvenida o mandándome mensajes o haciéndome “endorsements” o contentos de que estaba en esta red y yo no entendía nada!!!
Al otro día coincidió que fui a un evento y muchas personas que me cruzaba me decían “Me llegó tu invitación de LinkedIn” “Pero yo no mandé nada!” me disculpaba yo. 
Te juro, volví a entrar y quise cambiar los settings otra vez y es todo tan engorroso y lo encuentro tan inútil, que dejé todo como estaba, no sea cosa que si tocaba algo OTRA VEZ  se volvían a mandar mails sin mi control.
Cada tanto me llega un endorsement (gracias!) pero yo… no sé, los dejo (aunque una vez borré uno pensando que no sé, qué se yo –  a pesar de que sé lo que significa endorsement!!!)
A veces entro cuando me llega un mail de alguien que firma con su perfil de ahí y entro y lo cierro enseguida, me parece un espanto poner tu carrera e historia profesional tan al aire! 
Y te lo dice alguien que tiene un blog con nombre y apellido y se lo pasa contando cosas de su vida!
Lo que sucede es que está todo muy a la vista, no sé, no me causa gracia, no sé cómo explicarlo, me incomoda mostrar esos datos, increíble pero cierto.
De todas formas, sé que si supiera usarlo bien, por ahí me relajaría más. Por lo pronto ni tengo ganas de aprenderlo porque me parece estar perdiendo el tiempo. Lo raro es que mi perfil ha sido visto por personas que no conozco y quisiera decirles “no se guíen por eso, puse poquito para probar!” pero creo que cuando me ponga a buscar trabajo en serio, es muy posible que antes pierda mucho tiempo con el linquedín.
Porque para mí es perder el tiempo.
No sé vos. Qué tal lo llevás?