Estudiantes Argentinos En Londres

Tengo una amiga argentina que es profesora de inglés y todos los años tiene la dicha y el privilegio de traer a Londres grupos de adolescentes argentinos.
Estos chicos tienen entre 17 y 18 años y han terminado o están por terminar sus estudios sobre el idioma inglés y vienen aquí por 2 semanas a hacer un curso de General English por la mañana y para pasear por la tarde y durante los fines de semana. 
Este año mi colega y amiga vino a Londres con un grupo de 12 adolescentes y entre ellos se encuentra una profesora de inglés que no hace mucho que se recibió y para tanto ella como los chicos, esta es la primera vez que vienen aquí.
Me encontré con ellos un par de veces y paseamos un poco y se me ocurrió por qué no entrevistar a algunos de los chicos (los que quisieran) para que me contaran qué impresión les causó Londres, más que nada, saber qué visión tenían de la ciudad, qué cosas les llamó la atención, etc.
La verdad es que fue alucinante porque mientras los escuchaba contar algunas cosas, por dentro yo pensaba: “Es cierto… es verdad… cierto, me había olvidado que a mí también me llamaba la atención eso…”
Gracias a un app que tengo en el teléfono, los pude grabar y les transcribo aquí la opinión de tres adolescentes que amablemente y con muchas ganas accedieron a hablar y también, la opinión de la profesora y la opinión de mi amiga que, aunque para ella no sea la primera vez que visita Londres, de todas formas, quiso aportar su granito de arena.
Facundo, 18 años

De Londres me llevo una muy buena impresión porque el transporte público es muy diferente al de Argentina. Los trenes son muy distintos y acá no tengo problemas en viajar. La gente que viaja en los transportes públicos es gente común cuando allá en Argentina si no tenés un auto, no podés viajar tranquilo.

La ciudad es hermosa, tiene muchísimas facilidades y en lo que respecta a mí, que lo que más me gusta es el deporte, tiene unas cosas muy impresionantes: estadios lindos, muy lindos y en general la ciudad es del primer mundo.

Nicolás, 18 años

La impresión que me llevo de Londres es que es hermosa. Me gustó mucho el verde que tiene la ciudad, eso la verdad, es hermoso. Ves árboles y pasto por todos lados y eso es precioso, a muchas ciudades del mundo les falta eso. 

También siempre me interesé por ver cómo vive la gente en las distintas ciudades del mundo. Y acá hay gente como en cualquier lado, tenés a alguien al que le preguntás en la calle y te responde re copado: “Sí, mirá, vos tenés que ir para acá y para allá” y llegaste y bueno también está la gente a la que vos le preguntás y te da una indicación  con el dedo y con cara de perro y te dice “Sí, allá.” Pero la ciudad es, la verdad, muy hermosa y hay gente como en cualquier lado, gente buena y gente, que.. nada!
Victoria 17 años

Me enamoré de la ciudad, también de los chicos: están re buenos todos, porque son perfectos los chabones: O son rubios o son morochos de ojos claros o tienen ojos oscuros, pero están re buenos. Y son grandotes!
Y la diversidad de culturas que hay me llama la atención: ver distintos tamaños, colores, lenguas, eso es genial! Poder compartir toda esta cultura que hay en esta hermosa ciudad… y no me quiero ir!
La profesora de inglés recibida hace poco
Es la primera vez que vengo acá y a mí me encantó ver todo: el Big Ben, el London Eye, todo lo que yo estudié y poder reencontrarme con lo que vi durante los 4 años en en el Profesorado… A mí me emocionó mucho la Abadía, poder ver cómo vive la gente y sí, la verdad, no son amistosos pero son amables: les preguntás dónde podés ir y sin problemas sacan el celular y te muestran, eso está bueno.
 
Mi colega y amiga

Algo que siempre que vengo y noto y me sigo sorprendiendo todavía después de haber venido 7 veces, es que cuando uno pide ayuda o indicaciones y direcciones (y lo he notado con mis alumnos) es que la gente se detiene a explicarte, se toma el tiempo de explicarte; saca su celular, su computadora, busca la dirección que uno necesita, te indican  y es como que, bueno, a eso nosotros no estamos acostumbrados. No sólo el tiempo que se toman sino el que se preocupan en que realmente entiendas a dónde tenés que ir y te indican cómo llegar.

Es como que eso impacta un montón por eso lo valoro mucho más y con respecto a los chicos también les pasó en la calle. Por ejemplo, en un puestito había un señor y pregunté simplemente el nombre de un lugar para ver cómo llegar y sacó el iPad y ahí lo buscó enseguida, cosa que no esperaba que sucediera y me indició perfectamente cómo llegar y se tomó 10 minutos para hacerlo. 
Me llamó tanto la atención que sacara el iPad en la calle , me pareció… primero, como que nosotros no lo hubiéramos hecho y segundo que se haya tomado el tiempo para explicarme para que yo entendiera… como que es algo común y corriente sacar el celular y el iPad en la calle… y los chicos, cuando recién llegaron, tenían miedo y tenían esa actitud de “No saco el celu, no saco el iPad” y no pueden creer que alguien lo tenga y naturalmente lo sacan y acá no existe ese temor de que alguien te lo saquen y te lo roben.
Me gustó mucho con qué candor y afabilidad todos expresaron sus opiniones y pareceres y cómo hablaron con el corazón.
Más allá de que algunos conceptos pueden parecer muy generalizadores (como dijo Nicolás, gente mala y gente de la otra hay en todos lados!) y teniendo en cuenta que -afortunadamente- los chicos no han tenido ninguna experiencia desagradable (cosas malas y cosas buenas pasan en todos lados!) me pareció interesante escuchar sus puntos de vista.
Gracias, chicos y teachers, por su colaboración!