6 Días En Tenerife

Calor y sol en Tenerife!

Oh, sí, anduvimos por Tenerife y por momentos creí volver a la Prehistoria cuando cada vez que me picaba leer o escribir algo en o para, internet, me acordaba de que no la había donde nos alojábamos.
Cómo se puede vivir así?!?!
Sí, se puede, che. Sobre todo si uno va en plan de descanso.
Pasamos 6 días de sol glorioso y cielo celeste, calor intenso y soportable si tenés agua a mano, claro. El trekking que teníamos pensado lo dejamos para otra vuelta, si volvemos y para empezarlo a las 6 de la mañana!
Porque, saben? Tenerife amanece nublado todas las mañanas hasta las 9.45am como bien nos predijeron, cuando el cielo se abre y el sol comienza a trabajar con todo!
Llegamos el viernes a alrededor de las 5pm y nos alojamos en un resort de casitas blancas, alquiladas o habitadas en un 99% por británicos (el 1% restante éramos Ale y yo!)  así que si hablábamos o nos hablaban en español o inglés nos daba lo mismo, aunque los empleados se sorprendían cuando hablábamos en español! No están acostumbrados!
La casa y algunas de las habitaciones.
La piscina.
El resto del primer día y parte de la mañana del segundo, me sentí como me siento cada vez que experimento el calor de golpe: medio mareada, con ganas de dormir, con ganas de hacer nada. Para el sábado a la mañana se me había pasado así que me dediqué a disfrutarlo: fuimos a un spa gigante donde primero nos hicimos masajes. 
Yo pedí el deep tissue, o sea, el que te dan con tutti y así lo sufrí! En un momento, me apretaron tanto las piernas que me parecía que me iban a sacar las várices que no tengo por la garganta! Qué dolor! Pero me la aguanté bien y es al día de hoy, o sea, una semana después, que todavía no me duele nada y los nudos que tenía en la espalda, desaparecieron!
Después disfrutamos de la cantidad de chorros que había en la pileta, también en el sauna, en el jacuzzi, en una pileta pequeña donde había agua con alta concentración salina así que por primera vez en mi vida pude hacer la plancha!
Lo bueno es que esta clase de spa en España en general (ya lo habíamos experimentado en Valencia) salen muy baratos! Podés hacer un circuito de spa durante todo el día por €11.
El domingo nos tuvimos que bancar una tediosa y casi criminal charla de ¡6 HORAS! porque nos querían vender un tiempo compartido y nos invitaron a desayunar con una agente divina, la verdad que muy simpática la británica pero nos llevaba a ver las diferentes categorías de alojamiento, muebles, etc., pero su supervisor se ponía un poco pesado yendo y viniendo.

Cuando le hicimos a ella alguna pregunta en particular, decidió llamarlo a él y por cada pregunta que le hacía yo, el tipo me cortaba en seco diciendo: “No, eso no va a pasar.” “No, en esta empresa no es así.” y cuando quería decirle que queríamos tomarnos un tiempo para pensarlo nos contestaba “No hay nada qué pensar. Esto es lo mejor, etc.”

Nos quiso desafiar con un “Bueno, entonces qué piensan hacer?”

Y el que se cansó esta vez fue Ale que muy tajante le dijo: “Yo lo que quiero hacer es irme porque hace 6 horas que estamos acá”. Yo no sabía para dónde mirar, se hizo un silencio espeso que sólo se cortó cuando este hombre le extendió la mano a Ale con una risa forzada, me dio la mano a mí y dijo “Goodbye”. Y se fue.

De allí nos fuimos a buscar a mis primos Sergio y Florencia que venían a unirse a nosotros para pasar unos días también, mis primos, dos personas que en otra vida seguro fueron lagartos por lo mucho que disfrutan de tomar sol!

Aquí están ellos recién llegados con Ale pero yo todavía no estaba convencida de meterme a la pileta.

Interneteando en el único lugar donde había internet, en la zona de la pileta.

A la noche salimos a cenar y decidimos ir a un pueblo cercano, Los Abrigos (al que yo me refería como “Los Sweaters”) y vimos que estaban festejando la verbena de San Juan.

 La gente estaba en la playa, cocinando, haciendo fogatas…

Nosotros cenamos en un restaurante italiano porque era el único que nos gustó junto al mar.

Obviamente que comí mi plato preferido cada vez que voy a España o Italia!

Calamar a la plancha.

Los cuatro primos! Salud!

Al día siguiente, Florcita y Ser decidieron quedarse disfrutando de la pileta y nosotros salimos a explorar otro pueblo llamado Granadilla de Abona.

El calor del casi mediodía estaba con todo pero igual quisimos pasear un poco y / o hacer algo de trekking.

Por suerte encontramos una oficina de turismo donde nos dieron unos cuantos mapas de la zona y una guía para pasear el casco histórico.

Y empezamos.

Plaza González Mena, donde empezó la caminata.

Tomamos la calle Arquitecto Marrero.

Vista del convento franciscano desde la calle.

En el número 12 de esta calle nació José Marrero Regalado, arquitecto que desarrolló la mayor parte de su obra en Santa Cruz, Las Palmas y Península.

El museo de la Historia de Granadilla.

La casa del arquitecto.

Luego encontramos el Secadero de Tobaco, donde se secaban las hojas de tabaco para luego exportarlas.

Construido en el siglo XIX.

Me encantaron los colores de esta escuela y su nombre también!!

Nos pareció muy bonita la Iglesia San Antonio de Padua, que se terminó de construir en 1731.

 
La torre se agregó en el siglo XIX.

Enfrente está el hotel Senderos de Abona, muy bonito. Antiguamente fue la oficina de correos.

Pasamos por la Plaza de San Pedro.

Sentimos un rico aroma y vimos enfrente una fábrica donde se encuentra el único molino local en actividad. Allí se hacen gofio de todo tipo de cereales.

Estaba cerrado. Era la hora de la siesta!
 Luego hicimos un mini trekking por un sendero árido.

 
Hasta llegar a una fuente antigua con agua potable.

Y decidimos volver porque teníamos mucho calor, podríamos haber seguido hasta un molino pero preferimos no caminar por tanta piedra ya que yo estaba en ojotas.

(Es que… me olvidé TODO el calzado en casa…)

Lo que nos maravilló fueron los colores de las casas y las casas mismas, antiguas, lindas, bajas…

Había otras más viejitas.

Y pasamos por el Antiguo Ayuntamiento. Hermoso edificio!

Al día siguiente visitamos otro pueblo que nos recomendaron, Los Cristianos.

Qué cambio! 

Primero decidimos ver las playas y no nos parecieron gran cosa.

Muy rocosas y la verdad no invitaban a sentarse.

Bueno, algunos pueden pensar distinto...

Entonces después de caminar y caminar sin ver un lugar lindo donde sentarnos para disfrutar del mar, decidimos pasear un poco por el centro.

Qué contraste con Granadilla! Aquí los edificios eran modernos, llenos de británicos, rusos y alemanes.

No olvide comprar las porquerías que come en su país.

 Pero no pude creer lo que ví! Un mini-Las Vegas!

No me pude resistir a no sacarle fotos al Hotel Cleopatra!

Enfrente un paseo de compras con muchas marcas premium.

En la otra cuadra este otro hotel espectacular.

 
Al partir vimos un edificio pintado por Manrique.

Volvimos para disfrutar mejor de la pileta del resort y descansar.

Y en nuestro último día, fuimos a El Médano.

Meh.

Ale y yo, los que no toleramos el sol, decidimos alquilarnos una sombrilla y dos reposeras y los chicos tomaron sol sobre la arena negra que no daba un buen aspecto realmente y encima el mar estaba lleno de algas.

De todas formas, nos divertimos mirando a muchos niñitos que andaba corriendo y jugando por ahí y cómo se les escapaban a los padres!

Nos gustó mucho Tenerife, mayormente saber que es un lugar donde el sol está garantizado todo el año. Sólo llueve dos veces al año, una vez en octubre y otra en febrero y después el clima es seco, cálido, soleado. A cuatro horas de distancia de Londres, es fácil entender por qué es un sitio muy popular para los británicos.

Nosotros no somos británicos pero nos encantó igual!

Y pensamos volver!

Cuatro Hombres Que No Me Banco

Hoy me levanté cruzada y si leo algo, o veo algo por la tele o escucho la radio, seguro me encuentro diciendo: “Quién? No me lo banco!”
En tal caso, qué mejor aprovechar esta fase de me-cae-todo-mal y utilizarlo para algo creativo: enumerar los hombres que no me banco.
Creí que iban a ser muchos (bueno, si cuento los políticos, no termino más!) pero mi lista es bastante corta.
Como no los conozco personalmente, solamente juzgo lo que transmiten que de por sí, a mi entender, es suficientemente desagradable.
Es que me cae mal la gente ventajera, los vivos como los llamamos en Argentina, los que denostan al de al lado para burlarse, por el nimio motivo de sentirse mejor ellos. Ahí te das cuenta la clase de persona insignificante que pueden llegar a ser.
Entonces, chicas (y chicos, si les interesa) repasen conmigo esta lista de hombres que no me banco y está la sección comentarios para ver si coincidimos o no.
Dale?
No me banco a Bilardo. No puedo creer que un tipo ginecólogo sea tan ventajero, con modales poco pulidos, que no cumpla con reglamentaciones… Quedó grabado en mi memoria el famoso “Es gatorei, señorita!” y si era Gatorade por qué lo puso en una botella de champagne y hacía como que tomaba eso en un lugar donde no se podía? Ni hablar de ese mito de las agujas (que es muy posible que sea cierto) que cuando jugaba al fútbol lastimaba a los del otro bando. Y una que lo pinta de cuerpo entero: Leí (habrá sido en El Gráfico u Olé – sí, yo leo cualquier cosa!) que una vez estando en un hotel pidió un cuchillo para poder abrir su laptop recién comprada! El tipo tiene estudios universitarios! No se puede entender!
No me banco a Marcos Di Palma. Me parece un tipo feo, empecemos por ahí, y por demás desagradable de lo machista que es. Para seguir, esa forma de hablar haciéndose el canchero y el humilde me desagrada totalmente y más cuando una vez contó que decidió que las regalías de su libro sean donadas y cuando se enteró de lo mucho que se recaudó se arrepintió totalmente! Aparte, es un guarango, no sé qué le ven.
No me banco a Andy Kusnetzoff. No me gustaba ni cuando estaba en CQC ni después cuando tuvo su programa, ni ahora que está en la radio y a lo mejor no me cae bien porque me quedó esa imagen de canchero y sobrador que tenía cuando era notero. El papá me cae bárbaro, él no.

No me banco a Daniel Tognetti. No me gusta su manera de llevar adelante un programa, no me gusta que al igual que Andy, sobre a los demás y hace poco lo escuché por la radio y no hay “s” que pronuncie! Qué le pasa! Está todo el tiempo con la pose de canchero, del que sabe todo y de todo y me da la sensación de que también es súper machista.
 Me llama la atención que dos son deportistas y dos conductores de la tele o de radio. No viene a mi mente ningún actor que me caiga gordo, será porque un actor interpreta un papel y no suele mostrarse tal cual es. En el caso de un conductor, uno puede hasta conocerlo un poco más.
Y vos también tenés cuatro hombres que no te bancás en tu lista? Quiénes son?

Un Tealoaf Para Kate

 Para Kate.
Ayer fui a visitar a Kate. Kate es la tía de mi amigo Jonathan y no la visito tan regularmente como debería y querría y ayer lo hice y me prometí volver más seguido porque me gusta charlar con ella, aprender con ella, de su vida, de sus recuerdos y anécdotas ya que además de tener excelente memoria, Kate tiene 93 años!
Y es tan vivaz y elocuente que es un placer escucharla! Pero ya hace un par de años que cada vez que la visito, se emociona mucho porque todas sus hermanas y todos sus amigos han fallecido. Ella vive sola en su casa y tiene buenos vecinos que la ayudan con las compras y con el jardín, además de Jonathan que es su único sobrino y quien pasa cada dos días a verla y ambos tienen un constante contacto telefónico.
Pero claro que le gusta recibir visitas y tomar el té y cada vez que voy me gusta llevarle algo rico pero con un sabor un poquito agrio y fuerte porque Kate ha perdido casi el sentido del gusto y para ella, todo lo que come no tiene mucho sabor pero sí puede sentirle el gusto a las frutas deshidratadas.
Entonces pensé que qué mejor que llevarle un muy British tealoaf, una torta en forma de pan de molde con muchas frutas deshidratadas.
A pesar de que a mí las frutas deshidratadas no me gustan (solamente como orejones y arándanos pasas), debo reconocer que igual disfruté de hacerlo porque es muy fácil y porque el aroma que me quedó en la cocina fue inigualable! Creo que así debería oler la casita de la pradera cuando mamá Ingalls horneaba sus famosos pasteles.
Por qué se llama tealoaf? Porque las frutas deshidratadas suelen macerarse en té para que se hinchen. Creo que un buen té para macerarlas debe ser el Earl Grey. En mi caso, no quise macerarlas en té porque quería que sólo se sintiera el sabor de las tantas frutas.
Les paso los poquísimos ingredientes?
Ingredientes
350g de frutas disecadas
150ml de agua hirviendo o té caliente recién hecho
75g de azúcar demerara y extra para espolvorear
1 huevo grande
175g de harina
1 1/2 cucharadita de polvo de honear
(si tenés harina leudante, usá la misma cantidad y no le agregues el polvo de hornear)
Procedimiento
Colocar la fruta en un bowl y agregarle el agua hirviendo o té caliente. Dejar macerar por 30 minutos.
– Encender el horno a 180°C y enmantecar el molde.
Cuando se hayan cumplido los 30′, agregarle a las frutas el azúcar demerara y el huevo.
Encima, cernir toda la harina junto con el polvo de hornear.
Mezclar todo con una espátula hasta que quede todo bien homogeneizado.
Colocar en el molde y esparcir más azúcar.
– Hornear por unos 40 minutos y recién ahí abrir la puerta del horno y chequear con un palito o cuchillo si está listo. Si no es así, dejar unos 10 minutos más o lo que la experiencia les indique.
Recién sacado del horno!
Desmoldar, cortar y saborear!
Como me sobró igual cantidad de frutas, decidí hacer la receta nuevamente pero esta vez utilicé otros moldes.
Me decidí por unos moldecitos ovalados.
Quedaron lindos, no?
Es la costumbre de comer el tealoaf en rebanadas untadas con manteca con una taza de té. Pero Kate comió su rebanada sin manteca y acompañado de té con leche.
Le llevé de regalo un libro sobre el reinado de Queen Elizabeth con unas fotos hermosas así que lo vimos todo mientras charlábamos sin parar! La pasé genial!
 

Antipáticas

A todos nos ha pasado alguna vez que alguien nos dice “Fulanita es re antipática” para nosotros contestar “Qué??! Nooo, nada que ver, es divina!”. O viceversa, que alguien nos cae mal a nosotros y a otros les parece de lo más simpático.
Tendrá que ver el contexto o de qué forma conocimos a una persona, si su tipo de personalidad va o no va con nosotros… Infinitos factores pueden influir en cómo percibimos a los demás, no?
Algo así pasó el día que fuimos a la clase de auto-maquillaje. En el momento en que todas empezamos a maquillarnos, veo que a dos mesas adelante mío, una chica se había recogido el cabello y se veía que de su remera colgaba la etiqueta de la marca y el precio. 
Se ve que se le había olvidado sacarlo o no sé… pero no podía dejar de observarla porque todas la veíamos y me daba no sé qué… Me picó ese tipo de solidaridad latina que se da entre mujeres cuando una ve algo que la otra no (como me pasó alguna vez) y acude a ella para hacérselo notar.

Y me acerqué.

– Emmm, te quería decir que… (e hice el gesto de señalarme atrás, en la nuca)

– (cortante, interrumpiéndome) Si.

– No, que se te ve…

– (más cortante) Sí. Sí. Sí. Sí. Ya sé.

Bueno, qué me quedaba por decir o hacer? Me fui a sentar pensando “Bueh, jodete! Que se te vea… Seguro que mañana vas al negocio a devolver la remera como si no la hubieses usado!” 

Y, molesta, le saqué una foto.

Ven?
Me enojó bastante su actitud, “me pareció antipática, yo me acerqué con buenas intenciones, no me merecía este tipo de contestación, blah blah blah” le contaba a Ale cuando llegué a casa y cuando le mostré la foto, me dijo: “Ah… a lo mejor pensó que le estabas hablando del piercing…”

“Qué piercing?!?” me sorprendí.

“No ves el piercing que tiene en la nuca?”

No! No lo había visto! Tal vez ella me contestó molesta creyendo que se lo estaba señalando y le pareció muy entrometido de mi parte! Me habrá creído una metida y hasta antipática por habérselo notado…
Oh… Me sentí rara, arrepentida…

La cuestión es que estoy segura de que a ella le pasó algo parecido: Habrá llegado a su casa molesta de que alguien se metió a señalarle algo tan común como un piercing como si fuera algo anormal y resulta que ese alguien se estaba refiriendo a su etiqueta…

Qué antipáticas podemos parecer sin haberlo sido, realmente!

Lo que esta anécdota me hizo pensar fue que:

– Uno puede parecerle al otro lo que no es.

– Interrumpir a alguien que te quiere decir algo lleva a malentendidos.

– Qué importante es la visión u opinión de un tercero para ayudarnos a ser más objetivos.

– La próxima vez que algo de otro me moleste, me callo! 


El Restaurant Más Antiguo De Londres

“Here’s an idea. Let’s er, let’s have lunch tomorrow at Rules.”
(Downton Abbey, Episode 7, Season 3)

La semana pasada fue el cumpleaños de Ale y se me ocurrió que fuéramos a cenar a un restaurant por la zona de Covent Garden llamado Rules. Rules es considerado el restaurant más antiguo de Londres, fundado en 1798.
Fue fundado por Thomas Rules y ofrece típicos platos británicos y en julio y agosto suele cambiar el menú para ofrecer aves de caza o jabalí u otros animales salvajes como conejo, liebre, perdiz, patos, etc., que cazan en Lartington Estate, una hacienda que pertenece a la firma.
El restaurant es bellísimo por donde mires, muy clásico, no hay cómo negarlo. Es prolijo, es limpio, es regal, es muy British! 
Tuve la oportunidad de pasearlo bien y visitarlo dos veces para sacarle muchas fotos.
Sucedió que después de la cena, lo recorrimos con Ale y saqué fotos pero me enteré de que había unos espacios privados que se alquilan para algunas cenas o eventos especiales y uno puede pedir verlos. Esa noche justo estaban ocupados pero me dijeron que podía volver al otro día a la mañana y eso hice, volví con Pity y sacamos más fotos, por eso verán algunas que son de noche y otras de día.
Teníamos reserva para las 8pm y llegamos puntuales!
En la puerta está el doorman que te abre la puerta del restaurant o la del taxi. 

La recepción. Está el atril donde te recibe el maître d’ . Miles de detalles: almohadones, relojes, cuadros…

Nos dieron un lugar muy cómodo, de donde teníamos una muy buena vista del restaurant por dentro.

Nuestra mesa, la de la esquina. La foto la saqué al otro día cuando volví.

Nuestra mesa cuando nos sentamos. Me encantó el salero!!

Esta foto la saqué desde mi asiento.

Tomamos el menú y pedimos.

Una entrada para compartir: Guinea Fowl Caesar Salad.

Caesar Salad con gallina de Guinea. Estaba bien.

De plato principal, Ale pidió sirloin steak que venía acompañado con papas fritas y salsa Béarnaise y yo quise algo bien británico, así que pedí steak and kidney pie. Me dejaron una jarrita con gravy pero ni loca humedezco con salsa ese pastel!

Una “especie” de bife de chorizo para Ale y para mí, un pastel de carne y riñones. Riquísimo.

En general, me pareció bastante standard la comida, nada que haga que Rules sea considerado un gran restaurant por el sabor de lo que sirve. Creo que el atractivo mayor es el restaurant en sí y tal vez en julio y en agosto sí sea original. Pero no da como para volver por los platos.
Eso sí, las porciones me parecieron bien porque no quedamos así como inconscientes de llenos. Porque hoy en día las porciones suelen ser bastante generosas y aquí fueron la medida justa. Es que usualmente, si yo pido una entrada, después no me queda casi lugar para el plato principal y ni hablar del postre!
Por suerte nos quedó lugar para lo dulce y menos mal, porque fue lo más rico!
Yo pedí merengue con una crema de mascarpone y lemongrass y frambuesas.

Pavlova with raspberries with mascarpone & lemongrass.

Ale pidió una tarteleta de masa filo con relleno de mousse de chocolate blanco y decorada con arándanos.

White chocolate & blueberry filo tart with blueberry coulis.

Cuando terminamos de cenar, comencé entonces a recorrer el restaurant y saqué fotos de algunos rincones.

Se ven algunos comensales todavía.

Estas eran las mesas a nuestro lado y ya se habían vaciado.

Estos tragaluz sobrevivieron los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra.
Adoré este espejo giganteeee!

 
Adoré esta caramelera!

Este otro sector es precioso, lástima que la foto me salió tan movida!
 Otro sector…
Al otro día cuando volví con Pity, a eso de las 11.30 am, nos atendió un señor amabilísimo, educado, divino, que, claro, creyó que estábamos ahí para visitar los Private Rooms para alquilarlos para un evento… Yo hice de cuenta que sí y así nos hizo un tour personalizado por el lugar, nos dejó sacar fotos, nos contó historias…
Pasen conmigo…
El private room más grande se llama The Graham Greene, en honor al escritor que, a pesar de vivir en Francia, volvía a Londres a festejar su cumpleaños en Rules.
 Capacidad para hasta 16 personas.

El otro private room es más pequeño y se llama The John Betjeman, en honor al poeta que tanto abogó por la conservación de edificios históricos en Londres. Él lideró una campaña para salvar Rules cuando se lo quiso demoler para extender unas calles, allá por el año 1971.

Es para hasta 10 personas.

Estos sectores están en el segundo piso.

Y en el primero se encuentra The Cocktail Bar.

Está buenísmo!

La chimenea.

Imágenes de Lartington Estate.

Y ahí en un costadito, casi escondido, se encuentra una mesita que solía ocupar Edward VII, el hijo de Queen Victoria cuando todavía era príncipe y un gran playboy

Ahí se ve el retrato de su amante.

Al lado está esta otra mesa.

Parece ser que se encontraba con su amante aquí y entraba y salía por una puerta que hoy en día no está pero está pintada.

 
Para dar una idea.
La puerta exterior por donde entraba el príncipe está pegada a la principal y actualmente por ahí entran los proveedores del restaurant.

Arriba se puede ver decoración que se encontraba en el Savoy antiguamente y cuando se  cerró, se colocó en Rules.

Bajamos a la planta baja, que es donde está el restaurant y nuestro guía nos mostró la mesa donde se filmó esa escena en Downton Abbey, donde Edith se encuentra con su editor.

Aquí fue.

Nos contó que filmaron la escena desde las 5 am hasta las 11 am y que todo el equipo fue muy profesional y dejaron todo tal cual lo encontraron.

 
Sacamos algunas otras fotos…

 
Esta no me gustó nada! 

Es una obra pintada por John Springs y muestra a una Thatcher triunfante después de la Guerra de Malvinas. Pero bueh, le saqué una foto igual. No está ahí para ofenderme a mí así que tampoco me lo voy a tomar tan personal!
Nuestro paseo había llegado a su fin y agradecimos mucho al señor su tiempo y deferencia para con nosotras y muy gentil nos dio una monona carpeta con información del lugar, menúes, precios y demás.

La carpeta.

Lo que me maravilló de este lugar fue, obviamente, cómo es, su historia y cómo una persona quien representa este negocio se tomó todo el tiempo del mundo para pasearnos, esperarnos a que sacáramos fotos… Jamás nos apuró con esto o aquello y me ha dejado una muy buena impresión del restaurant.
Les recomiendo que se acerquen a eso de las 11am si quisieran visitarlo, está muy cerca de Covent Garden. Afuera hay un cartel que dicen que ellos muestran el lugar a interesados en conocerlo, así que no se lo pierdan si se van a dar una vuelta por la zona!

Sabor A Pobreza

Hace unos días, @SoyPecs escribió que tenía antojos de comer budín de pan. Yo le respondí que a mí me recordaba a mi infancia pobre porque prácticamente era el único postre que hacía mi mamá. Para mí no había peor cosa que un budín de pan. Sin  embargo, si no me quedaba otra o si tenía hambre, lo comía. Pero odiaba cuando le ponía pasas de uva.
Yo, igual, le ponía ganas, me gustaba que estuviera cubierto de caramelo pero el interior, por más que fuera suave y cremoso, a mí no me terminaba de convencer porque sabía que era pan desmenuzado en leche y endulzado con azúcar y esencia de vainilla.
A mí el budín de pan me trae recuerdos de mi infancia pobre, cuando a mi papá le costaba encontrar trabajo y cuando lo conseguía, no le pagaban bien y mamá tenía que juntar las monedas para comprar lo más básico. Por eso, el budín de pan me trae recuerdos no muy dulces.
Creo que alguna vez se lo mencioné a papá porque él me comentaba que cuando era chico (y su infancia fue muy muy pobre) él odiaba la sopa de ajo. En su casa se tomaba esa sopa cuando ya no había nada para cocinar y mi abuela se las tenía que ingeniar y cocinaba eso, sopa de ajo y tenían que agregarle pedazos de pan.
Y me empecé a acordar de esas comidas que hacía mami para nosotros, cuando no sobraba el dinero NUNCA, más bien, cuando no alcanzaba el dinero, o sea, casi siempre y entonces en casa se comía:
Puchero: De grande, supe que el puchero lleva chorizos, garbanzos y demás ingredientes pero los de mami eran súper sanos porque sólo tenían papas, zapallo y huesos (a veces con carne) de caracú. Nos encantaba el caracú para comerlo con pan. Qué rico. Y con el caldo se hacía sopa.
Guisos: Mami hacía unos guisos riquísimos cuando no hacía puchero y los hacía con algunos pedacitos de carne, papa, zapallo y a veces, arvejas. Me acuerdo que cuando yo visitaba a mis primos, veía que comían hamburguesas y salchichas, algo que no se comía nunca en casa y me parecía de lo más sofisticado! Por eso, una vez que vino mi prima a almorzar, me sorprendió que le dijera a mi mamá: “Tía, qué rica que es tu comida!” cuando le sirvió guiso. Para mí era de lo más común y de lo más triste!
Arroz con leche: Otro postre que hacía mami cuando no hacía budín de pan y la verdad, no, no me gusta ni ahora. Pero no por un tema de papilas gustativas, no me gusta por los recuerdos que me traen.
Cascarilla: Alguien de ustedes sabe qué es? Es lo que cubre el grano de cacao y lo que me sorprendió fue que cuando trabajaba en la bombonería, se la usaba como decoración y hasta se la consideraba como wow, qué exótico! Cada tanto mamá compraba cascarilla, que era súper más barata que el chocolate y nos hacía una bebida caliente. Y aaaaalgo de gusto a chocolate tenía pero no era lo mismo!
Sin embargo, no recuerdo que mi hermana y yo nos hayamos quejado alguna vez por lo que comíamos. Creo que si alguna vez lo hicimos, mamá nos habrá puesto en nuestro lugar retándonos de que no teníamos derecho a sentirnos disconformes con lo que comíamos porque papá trabajaba mucho para que a nosotras no nos faltara nada. 
A mí mamá jamás la pudimos correr con la culpa porque ella siempre se supo defender o defender a mi papá, así que aceptábamos lo que nos tocaba!
Con el tiempo, me fui amigando con los guisos y los pucheros. Pero si puedo no comer budín de pan o arroz con leche, mejor! 

Mami lo hacía tal cual! Fuente: http://www.queplato.com/receta/budin-de-pan

Mi Set De Maquillaje Reloaded

Esto es lo que trae aparejado hacer un curso: tenés que comprar cosas.
Tenés?
Bueno, sí, hay que comprar cosas nuevas porque aprendés cosas nuevas y como se trató de una clase “magistral” de maquillaje, se aprenden cosas que una no sabe.
Ok, no, pero bueno, digamos que es una buena excusa para comprar maquillaje pero esta vez no a tontas y a locas: sino sabiendo que hay una teoría que te avala.
Cada tantos meses me compro maquillaje pero lo mío es enfermizo con los correctores: Tengo ojeras pronunciadas y no hay cómo taparlas! Entonces siempre pruebo nuevos productos, leo las etiquetas y me dejo engañar con lo que prometen.
Las uso un par de veces y como me veo igual, al tiempo pruebo con otras. Y así.

Tengo más, eh.


Y cada vez que me compro un maquillaje nuevo, digo: “Ya está, este es el que voy a usar siempre”.

Pero no.
Sin embargo, sí hay un par de maquillajes a los que les soy fiel:
Una base de maquillaje de consistencia parecida  a una mousse, la primera que me compré cuando vine acá.

De The Body Shop.
La  adoro, es hermosa y ya no existe. Así que tiene sus años y la tengo que tirar por el bien de mi cutis.
Mis labiales son dos: Un color intenso llamado Very Berry y arriba aplico otro más claro para bajarlo un poco, llamado In The Nude y a veces los uso por separado.
Me encantan porque duran horas y me siento cómoda usándolos.

Marca 17 de Boots.
Llegamos a lo que me compré y paso a mostrártelos. Agrego los precios por si quieren comparar cuánto salen en donde se encuentran.
La experta nos dijo que una buena marca para el color de piel europea (así lo dijo ella!) es Clinique.
Fui a un puesto de Clinique en un shopping y empecé a preguntar.

Me compré esta base. £23.00
La vendedora/maquilladora probó tres tonos y me dijo que para elegir el mejor color, hay que ponerse un poco en la piel y dejar pasar unos segundos hasta que la base se combine bien con la piel.
Ya que estaba le dije que mi problema es que las arruguitas de mis párpados a veces se hacen más evidentes si me maquillo los ojos y me recomendó una base.
Vamos a ver qué onda. £11.50
Después seguí dando vueltas y me acordé del polvo translúcido que me parece hizo buen efecto cuando lo usé en la clase de maquillaje. Fui a otro puesto de maquillaje y esta vez no había nadie para ayudarme y como pude, Pity y yo elegimos que este tono era el mejor.

 Esta marca es muy buena y no es cara. £1.99

La instructora nos dijo que ella no está de acuerdo con usar rimmel y dijo que lo mejor es usar pestañas postizas. Y aclaró que ella es capaz de verte los ojos y saber qué tamaño te tenés que comprar.

 A mí me miró y me dijo 101. Y encontré esta oferta, 2 al precio de 1 a £5.35

Después compré esponjitas y aplicadores de sombras descartables.

 3 al precio de 2. No me acuerdo cuánto, pero habré gastado unos £4 en total.

Por suerte, ya cuento con un set completísimo de cepillos para maquillaje que me compré hace años y están casi nuevos, claro!
Ay, llegó lo que más me gusta! Comprarme sombras! Y espero usarlas!!!
Me encantó esta cajita que te explica cómo maquillar los ojos. Después de la clase, lo tomo como un machete!!

 Qué lindos! Había otro set pero con colores más iridiscentes, para la noche. £4.19

Y este otro, más para todos los días, me parece. Había una oferta, 2x £5 y con Pity compramos una para cada una, por lo que gasté £2.50.
Tengo todo, no me puedo quejar. Lo único que queda es que me ponga a practicar sobre mi cara y sentirme segura con el maquillaje que tenga, para salir.

Allá vamos!

Una Nueva Manera De Pasear Por Londres

Hay un Londres que se conoce muy poco y está hacia el este, donde constantemente se está construyendo y hay barrios que ni siquiera existían cuando nosotros vinimos a vivir aquí.
Muy poca gente que viene de turismo visita Canary Wharf, por ejemplo, y tampoco el sistema de transporte DLR es muy conocido, siendo que es una maravilla de tren que circula sin conductor. 
A veces se tiene la idea de que Londres es el Big Ben, la reina, los soldados con bearskin y Hyde Park.
Pero Londres es una ciudad moderna también y que todo el tiempo está reinventándose.
Viste cómo sorprende esta ciudad? La visitás una vez y querés volver y volver!
El 28 de junio próximo hará un año de que el Emirates Air Line comenzó a circular y el sábado nos dimos el gusto de experimentarlo por primera vez.
Se trata de cable carriles que cruzan el río Támesis, desde la estación Royal Victoria (DLR) hasta North Greenwich (subte) o viceversa.
 Son hermosos. Y ahí se ven todos esos nuevos edificios que te contaba.
Nosotros preferimos ir hasta la estación Royal Victoria y tomarlo desde allí, nos pareció la mejor manera para poder tomar fotos de todo, sobre todo del O2.
 Esta sección del mapa del subte te muestra el recorrido del cable carril en rojo.
Cuando bajamos del DLR, vimos que a un costado había un edificio gigante llamado Crystal.
Es gigante y allí hay una exposición interactiva gratuita mostrando y explicando la vida en diferentes ciudades del mundo y cómo serán las ciudades del futuro. Te muestran estadísticas presentes y futuras que dan escalofríos.
Hay pantallas por donde vayas que son táctiles y hay toneladas de información suministrada de esa forma tan didáctica que tienen los británicos para explicar las cosas, cualquier cosa! Por eso es ideal para ir con chicos.
Es para que todos razonemos y reaccionemos y nadie se aburre! Te lo juro!
Después de pasar por esta exhibición, entonces fuimos para donde están las boleterías para el Emirates Air Line. Podés comprar el ticket en estas boleterías o pagarlo con tu Oyster Card.

 Podés comprar ida o ida y vuelta.

Sin la Oyster Card, la ida te sale £4.30 para adulto y £2.20 para niños y el doble si es ida y vuelta. 
Por suerte no había mucha gente, así que no hicimos cola y al tener la Oyster pasás directamente por los molinetes.
 Esta foto la saqué cuando pasé los molinetes.

 Un chico muy simpático va preguntando cuántos son. Entran hasta 10 personas por cabina.

 Ahí van saliendo.
En unos 10 minutos cruzás el río in style, de una forma tranquila, silenciosa y, te aseguro, sin sobresaltos. 
Se llama Emirates Air Line porque este proyecto (que se anunció en julio de 2010) fue patrocinado y financiado por esta empresa. 
Cada cabina tiene el nombre de un destino de la aerolínea.

Pueden creer que a nosotros nos tocó Buenos Aires!?!?!?

El viaje habrá durado unos 10 minutos y las cabinas no se mueven como por ahí se mueven algunos cable carriles cuando pasan por algún sector. Acá ni te das cuenta.
Te voy mostrando y explicando el viajecito.

Off we go!

 Ahí a la derecha se ve el Crystal.

 Espacios verdes y un par de restaurantes. Esto es todavía cerca de donde partimos.

 Justo pasaba el DLR!

 El O2!

 Se ve mejor la costa y cómo “dobla” el río.

 Impresionanteeeeeeeeeeeeeeeeee!!!! Fijate, las columnas tienen escaleras caracol adentro!

 Personas que iban para el lado contrario. Su cabina es “Hello India”.

 Algunas de las nuevas edificaciones. Son viviendas, todas, y un par de hoteles.

 Ahí se aprecian algunos catamaranes que también son usados como medio de transporte.

 Ahí se ve la torre y el estadio olímpico.

 Y por qué no, una escultura aquí?

 Acá pareciera que bajara como una montaña rusa pero nada que ver! Ni lo sentís!

 Y una vez que llegamos, se veía así.
 Los molinetes.

Y desde aquí, nos fuimos caminando a la estación North Greenwich.

Por supuesto que les recomiendo este paseo que, estoy segura, lo van a disfrutar tanto como yo! Y no creo que sea molesto para quienes sufran de vértigo, es muy tranquilo y muy suave, pero claro, cada uno sabe!

Espero que cuando vengan a Londres se den este gusto! A mí me encantó!