Pompeya

Pompei Viva.

En primer año del secundario teníamos Historia I y estudiábamos Prehistoria e Historia Antigua: Grecia y Roma principalmente.
No me acuerdo el autor del libro con el que estudiábamos pero estoy segura de haber visto alguna foto de Pompeya, sobre todo de algún modelo de yeso mostrando las poses en que algunos sus habitantes fueron sepultados por la lava y la ceniza.
Debo agradecer a la vida hacer realidad la oportunidad de conocer este lugar y sentir una vez más, que, más allá de leerla, estoy viviendo la historia.
Y queda tan cerca de Nápoles! Bueno, qué es 1 hora entre subte y tren que te acerquen a siglos y siglos de historia!
Pues sí, tomamos un subte hasta la estación Napoli Garibaldi y de allí tomamos un tren hasta la estación Pompei Scavi.

La estación Pompei Scavi.

Cuando llegás, después de unos 40 minutos de viaje, encontrás un puesto donde se pueden comprar tickets y audio tours al mismo precio que en la entrada a Pompeya. También se pueden comprar postales, libros, etc.

Aquí se pueden comprar las entradas y los audio tours.

Nosotros fuimos directamente a la entrada principal del predio porque desconfiamos, creíamos que a lo mejor ahí los precios estarían más caros, pero no.

La entrada al predio.

Sólo compramos ticket para Pompeya mismo. El precio de la entrada es €11 y es válido por un día. Hay opciones para comprar tickets para Ercolano, Stabia, etc, otros sitios parecidos pero más lejanos. Nosotros preferimos Pompeya porque tampoco teníamos tanto tiempo.
(Para alquilar el audio tour te piden dejar algo: una tarjeta de crédito o algo que tenga tu identidad, así que si pensás ir, tenelo en cuenta.)

Hay guías dando vueltas que te ofrecen tours a pie en inglés, italiano… Tal vez haya en español. No sé cuánto cobraban y la verdad, los recomiendo. Particularmente, llegó un momento como me pasa con todo audio tour: me harto. Todo lindo, todo interesante pero me aburro de prender botoncitos y escuchar y etc.
Lo que sucede es que el predio es gigantísimo! No sabía que Pompeya era tan grande! Y hay rincones como escondidos, misteriosos que por ahí descubrís casi de casualidad.
Acá te dejo el link para que veas el mapa del lugar, está empequeñecido pero tendrás una idea de lo mucho que hay para ver y para caminar.
Les paso a mostrar algunos sectores, no visitamos todos, llega un momento en que las piernas no te responden!

Tempio di Venere.

 Basilica.
Acá me enojé. Resulta que en la boletería hay carteles en todos los idiomas diciendo bien claro que no está permitido subirse a pilares, traspasar lo que esté acordonado, etc.
Qué me encuentro cuando entro acá? Un grupo de chicas americanas de unos veintipico de años, grandotas ya, subidas a los pilares y posando para fotos. Me molesta esa actitud que tienen muchos de no cuidar porque no es de suyo y se comportan como no lo harían en su país. Así que les dije bien clarito: “Ustedes eso no lo harían en su país. No se subirían a las ruinas que hay”. Para mi sorpresa, dijeron sorry y se bajaron inmediatamente.
Seguimos caminando.

 Via Marina.

 El Foro. En la foto superior derecha se ve el Vesubio tras las nubes.

Al costado del Foro se encuentra el Granai del Foro, una especie de depósito donde se exhiben jarrones varios, cosas por inventariar o herramientas y algunas figuras humanas.

Impresionan.

 Tempio di Apollo.

Todo es lindo, vieron, pero las Terme Stabiane fueron un flash por lo bien conservadas, por todo lo que se podía ver, cómo disfrutaban los romanos de los baños termales. Ale que fue a los que hay en Bath, me dijo que son muy parecidos.

Un sector y detalles.

Esos huecos cuadrados en la pared eran “lockers”.

Aquí hay dos siluetas, muy realistas que también me impresionaron mucho.

Esta, por ejemplo, me conmocionó un poco. 

Y me acordé de la letra de MKL, de U2 y se la canté bajito:

Sleep
Sleep tonight
And may your dreams
Be realized.
If the thunder cloud
Passes rain
So let it rain
Rain down on him.

(Me pongo muy sentimental cuando estoy en Italia!)

Y en esta otra, la expresión de dolor es muy visible.

Es que no podía de dejar pensar en el instante en que fueron sorprendidos por la tragedia. Más allá de que esto sucedió hace siglos, no olvidemos que tenemos ante nuestra vista los restos de seres humanos, no son esculturas talladas en piedra…

Luego de caminar bastante, llegamos al Anfiteatro, donde se enfrentaban los gladiadores ante sí o ante animales.

 Ale estaba como loco porque él mira Spartacus.

Pasamos por la Necropoli di Porta Nocera, donde hay diversas tumbas.

Estas en particular muy bonitas y bien conservadas.

El último lugar que visitamos fue el Lupanar, un prostíbulo donde estaba vedada la entrada a menores de 12 años.

 Se podían ver todavía escenas eróticas pintadas.

Por suerte, antes de irnos, el cielo se despejó.

Y al volver a pasar por el Foro, vimos que el volcán Vesubio se veía muy claramente!