Kiss Cruise Día 2

Noviembre 1. Parece ser que dormir la mufa me hizo bien, en este segundo día todo se ve de otro color: Sí, somos muchos, nos vemos por todos lados, pero esto es así y está bien!
Y algo que me hizo notar Ale mientras desayunábamos: Nadie estaba usando sus celulares! Todo el mundo hablando con todos, o se veían grupitos de gente afín (tatuados con tatuados, peludos con peludos) y muchos argentinos también.
Uno camina y los escucha, les da ganas de decir “hola”. Yo por lo menos trato de romper el hielo ofreciéndome a sacarles fotos juntos.
Te das cuenta de que son argentinos porque o bien llevan la remera de la Selección puesta o hablan fuerte o directamente, por las caras.
Hasta ahora hablamos con un chico que viaja con su amigo mexicano. Nos pusimos a charlar en la cola el día de ayer (le presté una birome para llenar una planilla) y ayer por la mañana en la reunión donde se intercambiaban remeras.
Hay actividades y cosas para hacer todos los días y te enterás cuando te dejan un papel con esa información, en tu camarote la noche anterior.
Después de desayunar anduvimos dando vueltas por el barco, conociéndolo un poco más.

SAM_0284Mucha gente tomando sol.
SAM_0286Barbacoa.
Y luego fuimos al Spinnaker Lounge donde se intercambiaban las remeras de Kiss.
SAM_0294“La tengo”, “No la tengo”
Había un hombre con un micrófono diciendo qué remera de qué país tenía y de qué tamaño y el que estuviera interesado, se acercaba. También la gente hacía sus trueques por su cuenta y el que la rompió fue un hombre de Indonesia.
SAM_0300Tentando al hombre de Indonesia.

Tenía puesta una camisa naranja con dibujitos que a simple vista parecía una camisa de esas típicas de turista. Pero veíamos con Ale que todos se le acercaban como enloquecidos con su remera y se llevaban a cambio un paquete bien doblado con una camisa igual a la de él.
Cuando la vimos de cerca, esa camisa tenía dibujos que representaban a cada integrante de Kiss y dijo que las había diseñado él mismo. Por lo que escuché, es una camisa típica de Indonesia pero él la adaptó.
Pasar por al lado de otras puertas decoradas nos recordó que teníamos que ir a averiguar qué se sabía del robo del poster.

Kiss Kruise 23Cada araña tenía la carita de un integrante de Kiss.

Nos dijeron que iban a mirar la grabación y que nos iban a decir. OK…
Llegó la hora del almuerzo, tarde, tipo 3 de la tarde para nosotros y comimos en el mismo lugar donde habíamos desayunado, al aire libre en Great Outdoors.
Ale se sentó y se percató de que en la mesa de al lado estaba Jeff Pilson, el bajista de Dokken. Se animó y se le acercó y le preguntó si se podía sacar una foto con él. Muy simpático y amable dijo que sí, me saludó a mi también y luego posó con Ale:

SAM_0311No sé quién es el de atrás pero era uno que estaba con él!

El día pintaba tranquilo para descansar aunque el plato fuerte del día era la foto que te sacás con Kiss.
Sí, sí, así como leés: Te sacás una foto con Kiss! Con ellos, pintados, vestidos para el recital que dan después de la sesión fotográfica que les lleva como más 2 horas.
La cosa es así: El año pasado también te sacabas una foto con ellos pero era grupal, o sea, juntaban tantas personas y les sacaban la foto y mucha gente luego se quejó porque tenían una foto con sus ídolos máximos pero también con unos perfectos desconocidos.
Este año se súper portaron: Se dedican a cada uno.
Se organizó de tal forma que a quienes nos tocaba la foto con Kiss este segundo día, iríamos al recital al tercero. A quienes les toca ir al recital este segundo día, les toca la foto el tercer día.
Les cuento cómo fue?
Teníamos que ir al Spinnaker Lounge otra vez y presentar una de las tarjetas que nos habían dado. A nosotros nos tocaba ir a las 8pm.

SAM_0329Hicimos fila  y vimos que había un telón.
SAM_0334Ahí atrás, estaban ellos.
SAM_0332De reojito pudimos ver algo…
SAM_0338Cada vez más cerca…

Pero lo que notamos es que todo iba súper rápido. Y un chico que estaba adelante nuestro tenía una tapa de un disco y una lapicera para, estoy segura, dárselos para firmar.
Una chica de seguridad muy amablemente le pidió la lapicera y le prometió que se la iba  a devolver inmediatamente después de que se sacara la foto.
Estaban ellos cuatro, parados uno al lado del otro, había un fotógrafo y un ayudante a cada lado. Un ayudante, o alguien de seguridad, no sé, pero en este caso era la chica que mencioné antes, ubicada a la entrada y otro hombre ubicado a la salida.
Cuando nos tocó a nosotros, yo entré como si estuviera pisando nubes y sólo pude decir “Wow” cuando lo vi a Gene y a Paul y les toqué la mano a Gene, Paul Stanley y Eric Singer levantaron sus manos como para hacer el High Five pero yo le tomé una mano a cada uno…
Paul tiene las manos chiquitas, suaves y calentitas (escribo esto y lo leo y me muero de risa, pero juro que es cierto!) y como embobada seguía las instrucciones que me daba el fotógrafo, de mirar a la cámara y en eso Paul me dice al oído: “Come closer to me and pretend that you like me” (“Acercate más a mí y hace como que te gusto”)
Salamero! A cuántas les dirás lo mismo! Pero les juro que me hizo sentir re-especial!
Y todo esto que me ha llevado unos párrafos describir, habrá llevado unos pocos segundos, no creo que haya sido más de 30, y cuando salimos fue cuando nos dimos cuenta, cuando caímos: Ale y yo nos miramos y nos contábamos cómo nos habíamos sentido, como fue para cada uno, cómo saludamos a quién, etc.
Fue muy emocionante y todavía no tenemos la foto pero en cuanto la tengamos, la escaneo y la publico!
Después de esta experiencia cuasi religiosa, fuimos a cenar a un restaurant llamado Teppanyaki, de comida japonesa.
Te sentabas en una mesa que rodeaba una plancha sobre la cual cocinaba el chef lo que vos hubieras elegido del menú.

SAM_0361Riquísimo y súper sano todo lo que cocinó.
Fue una cena, además de deliciosa, muy divertida porque el chef  era muy simpático y hacía comentarios muy graciosos y además, era muy ágil ya que hacía malabares con los utensilios.
SAM_0374Con el chef.

Al terminar de cenar, pasamos por el Atrium donde estaban transmitiendo el show de Kiss en directo desde el teatro, en pantalla super gigante.
Lleno de gente que cantaba y saltaba como si Kiss estuviera realmente allí. Si bien llegamos para los últimos 5 ó 6 temas (Nothing to Lose, Got To Choose, Deuce, entre otros), me sorprendió que simplemente tocaban un tema atrás de otro, sin decir nada, y cuando terminó Deuce simplemente se fueron sin decir ni el clásico “Good night!”.

Kiss Kruise 22Disfrutando de la transmisión del recital.

No sé si estaban cansados o enojados por algo, pero el día anterior Paul había estado tan dicharachero durante el acústico, que realmente fue raro. Espero que le pongan un poco más de onda mañana.
Estuvimos dando unas vueltas por el Pool Deck, donde hasta hacía un ratito había estado tocando Adler.
La gente enloquecía por sacarse fotos con estos flaquitos.
Y bien digo flaquitos, eran espigas vestidas pero muy cordiales, firmaron absolutamente todo papel, disco o libro que les alcanzaran y se sacaron fotos con cualquiera que se lo pidiera.

Kiss Kruise 21Uno de ellos me vio con la cámara y posó especialmente!
Kiss Kruise 24También aproveché para sacarme fotos con algunos pintados.

Ultima parada de la noche, fuimos a ver el Kiss Karaoke.
Fue TAN divertido! Fue fantástico y la gente vibraba y enloquecía. Te anotabas eligiendo el tema de Kiss que querías cantar y te llamaban. A medida que se sucedían los temas, la gente se fue soltando y también cantaban y bailaban.

Kiss Kruise 2Estuvo genial! Una manera espectacular de terminar el día!