Cookies Adictivas

 Lindas y ricas.

Ayer esperaba a mi primo Sergio y no tenía nada con qué convidarlo (o buscaba una excusa para cocinar) y encontré en un libro de cookies estas galletitas que me parecieron rápidas y fáciles de hacer. Lo único que pudiera complicarlas es el tener que usar una manga pero si no querés o no te animás, te sugiero humedecerte un poco los dedos, tomar una pequeña porción de la masa y sobre la placa darle forma.

Se cocinan en unos 10-15 minutos y estos son los ingredientes:

175g manteca blanda
50g azúcar
1 yema
175g harina común, no leudante
1 cucharada jugo de limón o naranja o de leche

Procedimiento

– Encender el horno a 190°C

– Batir la manteca con el azúcar hasta que se haga una crema.

– Agregarle la yema y el jugo o la leche y seguir batiendo.

– A continuación, agregar la harina de a poco.

– Queda una masa un tanto pegajosa y con la ayuda de una espátula, ponerla en una manga con boquilla grande.

 Yo usé boquilla tamaño 1M, de Wilton.

Para no enchastrarte las manos ni que se caiga nada mientras tratás de poner la masa en la manga, aquí va un truquito:

Ponés la manga adentro de un recipiente alto y sacás lo que sobra a los costados. 

Así es más fácil. Y comenzás del centro hacia afuera.

Hice unas de tamaño pequeño para comer de un bocado.

Y otras un poquito más grandes.

Como dije, se cocinan súper rápido y cuando están frías, son lo más rico que hay porque sentís que se derriten en tu boca.

Y probás una y no parás!