The Talking Walls Of Buenos Aires

Gracias a un artículo que leí en el sitio de Ronnie Arias, me entero por ALLÁ que ACÁ hay una muestra de arte urbano de más de 20 graffiteros argentinos. La exhibición (que comenzó el 6 y termina mañana) se llama The Talking Walls Of Buenos Aires y consiste en mostrar el arte de estos chicos en una galería y unos graffiti en algunas paredes de la zona.

Sinceramente, no sabía que el graffiti estaba de vuelta en Buenos Aires y tan colorido, alegre y vivaz. Para los de mi generación, el graffiti es mayormente  asociado con pintadas políticas, con vandalismo o con palabras soeces así que ver que puede ser utilizado para alegrar y dar color a una pared, me parece de lo más loable.

Pues entonces la semana pasada, disfrutando una hermosa mañana soleada, con Sergio nos fuimos para Shoreditch, el barrio donde está la muestra.

Buscamos la calle Redchurch Street y el número 28 que es donde se encuentra la galería de arte.

 Fue fácil darme cuenta dónde estaba, no?

Pero estaba cerrada. Entonces empezamos a buscar las paredes graffiteadas por la zona y nada. De todas formas, sacábamos fotos como locos porque Shoreditch, el barrio, merece un post aparte.

Después de almorzar y de sacar más fotos, Sergio partió para irse de shopping y yo me quise quedar porque TENÍA que encontrar esos graffiti. Volví a pasar por la galería y esta vez la puerta estaba abierta.

Entré, había un mini hall y otra puerta cerrada; la abrí y me encontré con unos chicos relajados, simpáticos y hablamos en inglés de cuándo comenzaba la muestra pero enseguida me dí cuenta de que eran argentinos así que nos pusimos hablar en nuestro idioma!

Me contaron que la muestra comenzaba ese día y era a las 18hs y me invitaron a volver.

Pero antes de irme les pregunté dónde estaban los graffiti callejeros y me señalaron en el mapa Great Eastern Street.

Allí fui.

El detalle de las cuatro obras. Los autores son Poeta, Roma, Mart y Zumi.

 La vista panorámica. Esos trenes de arriba de todo son oficinas!

Volví a casa, me tomé un café, llamé a algunos contactos para invitar (Viste cuando nadie te responde? O todo el mundo está ocupado?) así que le comenté a Ale que iba a ir a una muestra, que sabía que él a esa hora trabajaba pero que si podía venir más tarde, lo esperaba allí.

Me dijo que no iba a poder y que fuera.

Cuando, puntal, llego a la muestra veo mucha gente!

Y no eran sólo argentinos!

Y a quién más me encuentro?

Awwww…

Feliz, entonces, saqué fotos a estas obras que me gustaron todas por sus vibrantes colores, por su energía, porque dicen algo. (Sorry! No soy crítica de arte, yo miro y digo si me gusta o no)

El cuadro de la derecha es el que se usaba en los posters y tarjetas de invitación.

Muchos colores.

Algunas obras se exhibían enmarcadas.

Recuerdo ver por Buenos Aires el stencil de George Bush!

Este cuadro me sorprendió.

 Ale me hizo notar que lo que parece pintado de rayitas blancas…

… es en realidad hilos de metal!

A mí particularmente me gustaban los que tenían estas caritas.

Y en un momento me crucé con uno de los chicos que me habían invitado, nos saludamos, charlamo un shatito y me dijo que él era Mart y el autor de esos cuadros, los que me habían gustado tanto.

Acá estoy con Mart. Qué cholula soy, por favor!

Mart nos contó que ellos son un grupo de artistas que están recorriendo Europa haciendo estas exhibiciones y pintando las paredes de las ciudades que visitan.

Me mostró que también pintó este mural.

Le pregunté si luego, una vez terminada la muestra, iba a ser destruida y asintió. Una pena, no?

Acá hay otros murales.

 Estos son los únicos collages que sé hacer, gracias a Picasa 😉

Pasamos una hora agradable, fue lindo cortar con la rutina y me dí cuenta de que hacía mucho que no iba a una exhibición de arte. Estuvo bueno volver.