Flaugnarde De Arándanos

Un postre que parece verse en muchos lados es el clafoutis, que consiste en hornear cerezas con sus carozos en una mezcla de huevos, leche y harina, parecida a la de un panqueque.

El clafoutis es clafoutis cuando se hace con cerezas. Si se hace con cualquier otra fruta, estamos hablando de un flaugnarde.

Pues eso hice yo la semana pasada. Cada vez que voy al supermercado no puedo no tentarme con los arándanos; me tienen enamorada, siempre me traigo unas cajitas, todavía están a buen precio.

2 cajas por £4, nada mal, eh?

Al momento de comprar las cajas no sabía bien qué iba a hacer pero las compré justamente para tener una razón para probar algo nuevo.

Este es un postre muy fino y muy fácil de hacer. Les sugiero usar un molde de vidrio de unos 25 cm de diámetro o una fuente de cerámica mona. Como yo no tengo ninguno de ellos, usé ese molde descartable de aluminio pero como el postre lo serví en platos en la mesa, me guardé el secreto!

Igual salió muy rico y, aunque se recomienda comerlo tibio, yo iría por comerlo frío acompañado con crema. Si lo comés tibio, que no sea de postre porque te noquea!

Ingredientes

75g de harina común
1 pizca de sal
75g de azúcar fino
2 huevos medianos
1 clara de huevo
300ml de leche
400g de arándanos

Procedimiento

– Encender el horno a 190°C

– Enmantecar el molde.

– Cernir la harina y la sal en un bowl y agregarle el azúcar.

– Batir aparte los huevos y la clara  luego verterlos en el centro de los ingredientes secos e ir batiendo con cuidado mientras se va incorporando lo de alrededor.

– Lentamente agregar la leche hasta que se obtenga una mezcla suave.

– Desparramar los arándanos en el molde.

– Verter la mezcla líquida sobre los arándanos.

– Una vez que está todo vertido, meter al horno.

Todo listo para ir al horno!

– Hornear por 35 minutos hasta que la mezcla haya levado un poco y esté algo dorada.

Recién sacado del horno.

Me gustó que los arándanos (salvo uno!) conservaran su foma.

Y cuando lo cortás, nada se desparrama.

Tanto el clafoutis como el flaugnarde se completan rociándolos con azúcar impalpable. Yo no lo hice, quería probar el gusto mismo de los arándanos sin que fuera tan dulce. Valió la pena pero va en gustos.

El flaugnarde también se puede hacer con manzanas, peras o ciruelas si no tuvieran arándanos a mano.

Lo harían ustedes? Y con qué fruta?

Con un poquito así quedás satisfecha pero contenta de comer algo rico!