El Parque Olímpico Por Dentro

No hubo forma de que consiguiera entrada para ningún partido de nada durante los JJOO así que decidí comprar para los Paralímpicos. Mi interés siempre se centró en conocer el Parque Olímpico por dentro, después la disciplina que viera no me interesaba en absoluto.

Así que hace varias semanas ya tenía comprada mi entrada a £15 para ver Football 7-a-side, que es fútbol de 7 integrantes cada equipo. La entrada me daba la posibilidad de entrar al Riverbank Arena, que es donde se jugaba el partido, y también a otros estadios como el Copper Box, el Basketball Arena e Eton Manor.

La compré online y la imprimí en casa, así me evitaba de ir a retirarla.

Soy una chica con suerte. El día que me tocó ir, este lunes pasado, fue un glorioso día soleado con temperaturas altas, seco, el cielo celeste, casi ni una nube! Las fotos me salieron fabulosas y recorrí todo lo que pude desde las 12.30 en que llegué hasta las 18hs que me fui.

Se acuerdan que en este post yo había mostrado hasta dónde podías llegar sin entrada? Bueno, ahora se ve que para los Paralímpicos se descomprimió un poco la cosa, ya no había tanta gente y estaba más fácil circular. Pero de todas formas, necesitabas tu entrada.

Entonces, mostrás tu entrada y emprendés la marcha.

 Los voluntarios, ayudando.

Te encontrás con el segundo control, estos chicos que sólo miran que tengas tu entrada.

Y seguís caminando.

Pasaron unos músicos.

Luego pasé por un control como el de los aeropuertos. No se podía ingresar con líquidos salvo en pequeños envases. Pero por ejemplo, una botellita de agua no se podía pasar.

Estaban adentro de estas carpas.

Y la entrada principal! Qué bueno!

El partido era a las 2pm así que me dispuse a caminar y a explorar.

Hay varios puestos con información y donde te regalaban mapas y guías de Londres.

 El estadio y The Orbit.

El Estadio Olímpico.

Caminás muchísimo porque todo queda lejos. Tenés cada tanto algún tipo de señalización que te indica para dónde ir y cuántos minutos de caminata.

Gigante!


Y hay tantas cosas para ver y fotografiar!

 Puestos donde podías comprar el programa oficial.

 El Water Polo Arena.
 Una plaza muy colorida.

Cada tanto encontrabas cantantes. Pero no pedían dinero. Estaban para entretener.

 Un puesto de bebidas y de helados y golosinas. Precios un tanto más altos que lo normal.

 Gloriana! 

Había muchos espacios donde la gente podía descansar, sentarse, hacer picnics.

 Como este rincón.

 Muchas plantas y flores silvestres.

 Desde aquí transmite la tele y la radio.

Mientras caminaba me sentía de tan buen humor! Creo que debe ser esa clase de buena onda que sentís cuando hay mucha gente alrededor que ha venido contenta y para lo mismo!

Ayuda mucho también que cada persona que está allí para guiarte u organizar el tráfico de gente es por demás gentil. Nadie, absolutamente nadie, te atiende sin una sonrisa!

Se estaba haciendo la hora así que me fui para el Riberbank Arena pero mi ticket no decía qué equipos jugaban.

 La cancha.
Y cuando estaba por preguntarle al de al lado, escucho al locutor/animador decir que el partido era Argentina-Irán! Qué suerte!

El locutor.

Al rato entraron los equipos, con música de fondo, la gente festejaba!

Como iban a pasar los himnos de sendos países, pidieron a todos aquellos que se pudieran poner de pie que lo hicieran.

Cantando el himno.

Yo canté el himno y tenía palpitaciones! Qué emoción, creo haber sido casi la única, no vi una sola bandera argentina! Pero no me importó!

Los chicos se preparaban…

Y empezó el partido! A los 6 minutos, los iraníes festejaban EL SEGUNDO gol. Argentina, nada!

A partir de ahí fue una seguidilla de festejo por parte del equipo iraní.

Sin embargo, lo que notaba es que la audiencia no estaba dividida y todos festejábamos cada gol por el hecho mismo del deporte en sí.

Aunque aquí había una “barra bullanguera”. (Qué vieja soy!)

Al lado mío había una chica británica con, supongo yo su novio, in-dig-na-dí-si-ma (se quejaba en voz baja) de ver a un británico abrazado a la bandera británica gritando a cada rato “Come on, Aryentina!” “Go, Aryentina!”.

La chica decía: “Do you think he’s with a girl he’s trying to impress?” (“Creés que está con una chica a la que quiere darle una buena impresión?”). Me fijé pero la que estaba al lado del fanático era británica también!

Se vendía cerveza.

En el entretiempo, regaban la cancha.

Mi atención a todo lo que sea fútbol es muy limitada así que faltando 5 minutos para que finalizara y con un resultado 7-1 a favor de Irán, me fui a recorrer otros lados.

Cuando salía escuché que hicieron otro gol. El partido terminó 8-1 para los iraníes.

De allí me fui para Eton Manor donde, me enteré al llegar, jugaban tenis en sillas de ruedas. Uno de los voluntarios me señaló un lugar buenísimo en primera fila pero no estuve mucho tiempo: Me quedé dos games del partido Alemania-EEUU.

 Había mucha gente.

 Las jugadoras.

A mí me interesaba sacar fotos…

De allí, me fui al Basketball Arena, donde se jugaba basket en sillas de ruedas.

Por afuera.

Por adentro.

Aquí sí fue WOW! El estadio es gigaaanteee y había muchísima gente. Yo entré, saqué unas fotos y ni me senté. Así como entré, me fui.

Por el camino vi otras atracciones.

Había muchísimos puestos de diferentes tipos de comidas y bebidas.

 Y el McDonalds más grande del mundo.

Las empresas tenían lugares interactivos.

Había un escenario donde se hacían recitales.

Y acá se transmitían los partidos que se estuvieran jugando.

A esta altura, ya sabía que al Estadio Olímpico no iba  a poder entrar y el velódromo y el estadio de BMX no estaban abiertos.

 Qué bello el velódromo y al costado se ve apenitas el estadio de BMX.

Me fijé si podía entrar a Copper Box pero ya no había asientos disponibles para quienes, como yo, tenían la entrada-pase del día.

Copper Box.

Así que seguí explorando y decidí subir al Orbit, la torre roja y retorcida tan fea!

Pero de cerca no es tan fea!

Cuando llegué me dijeron que se habían agotado todas las entradas por el día y que fue alrededor de las 3pm que había sucedido.

Meh. Seguí mirando por ahí.

Enfrente del estadio hay un sector precioso, se llama The Great British Garden.

Hermoso!

Ahí se ve un túnel.

En ese túnel los chicos más que nada, han escrito mensajes y los han colgado adentro.

Acá se ve a los niños escribiendo mensajes.

 Aquí se pintaban las caras con la bandera del país que pidieras.

Algunos niños pintados.

La gente haciendo picnics y pasándola bien.

Otra cosa que me llamó la atención fue que la mayoría de los visitantes, diría que en un 90%, eran británicos apoyando al equipo Team Great Britain.

Cuántos!

Me dí cuenta de que estaba muy cansada y medio mareada de tanto calor y tanto sol sobre mi cabeza, no había llevado gorro y me sentía agotada.

Decidí emprender la marcha hacia casa.

 A la vuelta, cada vez más gente! 

Increíble, a eso de las 6pm entraba muchísima más gente que más temprano! Fue difícil volver porque no quería volverme! Me daba lástima pero ya no podía más!

Pero valió la pena, no?