Seven Dials

Más o menos entre Leicester Square y Covent Garden, se encuentra Seven Dials, un cruce de siete calles marcado por una especie de obelisco donde arriba de todo hay seis relojes de sol. Son seis, no siete, porque cuando originalmente se mandó a construir esta especie de obelisco, era un cruce de seis calles.

El monumento.

Detalle de los relojes de sol.

Las calles que convergen se llaman Monmouth Street, Earlham Street, Mercer Street y Shorts Gardens, ésta última termina en el obelisco, las demás continúan, como muestra este mapa:

Si hacen click sobre la foto, se ve mejor.

Caminar por las calles es un placer. Son de una cuadra de longitud de un lado y otro del monumento central pero los negocios que allí encontrás son encantadores. Muchos son de diseño, hay pubs, restaurants y hasta un teatro.

El Cambridge Theatre donde está Matilda, la comedia musical basada en la novela de Roal Dahl, de mucho éxito.

La calle más linda es Monmouth Street.

De un lado del monumento…

… y del otro…

Se ven calles tranquilas pero el tránsito es mucho, en su mayoría taxis y camiones de descarga de mercaderías por eso hay que fijarse bien al cruzar la calle.

Parece tranquilo pero por ese empedrado pasan muchos vehículos.

Esta es Mercer Street, acá no hay tantos negocios de diseño, más bien de feria.
Hay un puesto que vende caramelos típicos.
Sobre Earlham Street hay negocios de ropa y calzado de diseño original.

Seven Dials tiene su historia, fue diseñado originalmente en 1690 con el objetivo de ser un barrio residencial pero eso no sucedió. En épocas de Dickens, el lugar era muy peligroso e inseguro.

La columna original fue removida en 1773 y la actual fue construida igual a la anterior.

 Originalmente fue construido en 1694.

 Y fue reinaugurada por la reina Beatriz de Holanda, la suegra de Máxima.

Si vienen a Londres, seguro van a pasar por Covent Garden pero no se olviden de Seven Dials, aunque sea para escapar de tanto turismo, este lugar es ideal para descansar!

Por ejemplo, en este rinconcito tan parisino!

Les gustó?