Se Tiene O Se Obtiene?

Nunca fui de seguir la moda como modo de vida pero obvio que me gusta comprarme ropa, me gusta combinar y me gusta leer  sobre tendencias (me encanta cómo escribe Gonzalo!).

Me gusta ponerme cada tanto algún vestido lindo, algunos zapatos, algún saco pero me veo en el espejo y por más que parezca que estoy bien vestida, no me veo que tenga glamour. Lo reconozco, no me amargo y, a esta altura de la vida, ya no me importa.

Pero sí admito que me encanta ver alguna persona glamorosa y más cuando veo que lo son casi sin esfuerzo, casi sin quererlo. Me encanta y es ahí cuando digo: “Qué lindo ser así! Qué lindo vestirse así!”.

A riesgo de sonar como alguien con poca auto-estima (a riesgo?), ni intento emular a quienes tienen ese don, el don del glamour. No intento copiar a nadie, no intento parecerme a, no intento cambiar mi vestuario por completo para tener glamour.

Porque tener glamour es algo más que ser o estar elegante. Considero que uno tiene glamour, no lo obtiene. No sé, va más allá de que te compres lo que dicen las revistas que hay que usar.

Me parece que una persona glamorosa lo es porque nació con cierta tendencia a lo estético, a encontrar placer en los colores y texturas y yo sé muy bien que para eso tengo cero inclinación.

Pero a juzgar por el boom de personal shoppers o asesores de vestuario, me pregunto si el glamour se puede obtener. Tal vez mientras dure el servicio; y después qué? Te recibís de glamorosa y lo sos para siempre?

Grace Kelly, para mí, es la mujer glamorosa por excelencia.

Mirá lo que es tener glamour: camisa, jeans y zapatos bajos! Y está impecable!

Mi sentido estético es lo mínimo indispensable para sobrevivir y / o para no parecer ridícula (a ojos de quién?) en la calle.

Me encantaría ahora en mis 40s ser un poco más elegante porque, como bien dice mi mamá, “cuando sos jovencita cualquier cosa te queda bien”; pero cuando no lo sos, ahí es donde hay que prestar atención.

En Argentina es fácil estar elegante porque todo el mundo cuida qué se pone al momento de tener que salir de la casa. Acá todo es más relajado y, para poner un ejemplo, en Argentina jamás usé una calza! Acá sí si voy al súper o uso otras un poco más elegantes que compré en Zara para encajarme una blusa grandota encima si tengo que salir a  algún lado que no da para ponerse un vestido wow. Camisola, calza y botas. Chau.

Ven? A eso me refiero. No pongo mucho esfuerzo, me visto un-poco-más-o-menos y salgo!

(Pero no quedo como Grace Kelly!)

Lo que siempre tengo en cuenta es un tip que me dió mi primo Sergio: “Siempre tenés que tener el calzado, las uñas y el pelo impecables. Eso es básico.”

Vos qué tips tenés para mí?