Lo Que Cuesta La Dieta

Estoy en el quinto (y último) día de la primera fase de la dieta Dukan. La retomamos con Ale y en otra oportunidad yo había escrito algo acerca de esta dieta pero cuando ya la había hecho (y hasta ahí) y comprobé los resultados y fue, más que nada, para probarla.

Pero es como cuando terminás con un novio, te quedás sólo con los buenos recuerdos y muy raramente te acordás de los malos.

Con esta dieta, por lo menos, es así también.

Ahora que la estoy sufriendo, es cuando debería contar qué se siente. O qué siento yo.

En estos 5 días sólo se come carne, (menos de cerdo y cordero), pescados, jamón y fiambres magros, huevos, especias y condimentos de todo tipo, yogures y quesos cremas 0% de grasa, se azucara todo con edulcorante, podés hasta tomar Coca Light y té, café, infusiones en general y hasta leche descremada. Pero sólo eso y las veces que desees.

Cuando lo leí dije: “Es fácil, no es tan sacrificada,” y para alguien que come muy poca verdura y/o frutas, es más o menos fácil sólo que no podés comer papas ni harinas ni arroz. Pero para mí que sí como mucha verdura y frutas, es terrible! “Ay, qué son cinco días!”

Qué son!?!? Son una eternidad!

Qué se siente? El primer día nada; el segundo ya sentís un poquito de pesadez y empezás a sentir gusto feo en la boca (para eso están los chicles sin azúcar); al tercero te llenás de granos y te morís por comer algo dulce y le das al yogur y a las infusiones y a la Coca Light para sacarte la ansiedad; el cuarto estás loca porque  te sentís más pesada todavía y en mi caso, por no poder ir al baño como se debe, no-sé-si-me-en-ten-dés. Es el día en que decís, mañana como algo de verdura!

El quinto, que es éste, te levantás, te mirás en el espejo y ves que no tenés tantos granos y sí, estás más deshinchada, te pesás y pensás: “Es el último, llegué hasta acá… Sigo!”.

Sigo porque hay incentivos: desde que empecé bajé 1.10 kg, me vengo deshinchando desde el segundo día y también al segundo día se empezó a afinar mi cintura. Otro incentivo es que desde mañana empiezo a incorporar verduras aunque no significa que no tenga días en que sólo deba comer proteínas.

Pero el efecto que tiene en mí esta dieta (y leí que es así) es que te quita el hambre, las ganas de comer, la ansiedad por comer. Te llenás más rápido y creo que el hecho de no consumir harinas ni almidón hace que no te desesperes por comer… Aunque el inconsciente te delate: Anteanoche soñé que comía pan con manteca con tanta pasión…

Mañana comenzamos la segunda fase y veremos qué tal la paso. Por lo pronto, escribir acá me ayuda.