Canalizando El Enojo

A veces ando muy nerviosa y me enojo y me pongo más ansiosa. Me enoja sentirme nerviosa y ansiosa y me pone mal estar enojada y por eso, me pongo más nerviosa y ansiosa. Es un círculo vicioso.

Todos tenemos épocas o etapas en la vida en que andamos enojados y las razones a veces pueden estar fuera de nuestro control.

Ale está harto de pedirme que vaya a yoga o haga meditación. Ya traté de ir a yoga, fui dos veces y, sinceramente, no me convenció. No es para mí. A mí lo que me desintoxica psicológicamente es correr en la cinta escuchando música. Me hace bien. Pero estoy vaga. No voy. Me da fiaca. Me borré del gimnasio. Aunque últimamente están haciendo días lindos y me dan ganas de retomar la actividad física…

Por lo pronto, lo que me pasa cuando estoy enojosa con una situación que no puedo controlar es hacer algo. Eso sí, no puedo cocinar si estoy enojada porque no me sale nada o me sale todo mal. Entonces si estoy tensa por una situación que se dio con una persona en particular, pienso qué puedo hacer yo para ser mejor que esa persona.

Ay, suena horrible, lo sé…

Por ejemplo, si la persona es antipática, yo con esa persona o con otras soy súper simpática y pienso: “Tomá. No soy como vos”. O hago algo o disfruto de algo que sé que la otra persona no puede y pienso: “Tomá. Yo sí puedo y vos no.”

Tal vez no sea la mejor estrategia esto de hacer algo desde el rencor o el enojo pero a mí me ayuda porque neutraliza esos sentimientos tan negativos.

Aunque quisiera tener una estrategia más saludable, por ahora se me ocurren estas.

Y a vos qué se te ocurre?