Parezco Mi Viejo

“Cada día canta mejor.

Niños, si ustedes creen que mamá y papá les hacen pasar vergüenza delante de vuestros amigos con sus comentarios y puntos de vista sobre cualquier cosa o les parece que lo que ellos piensan u opinan son ridiculeces, no se amarguen en balde: ustedes dirán lo mismo cuando tengan la edad de ellos.

El otro día, viendo el recitar de Elvis, mi favorito, el 1968 Comeback Special, yo extasiada y feliz me escuchaba decir: “Escuchá, fijate, cómo canta!” “No, no puede ser… O sea, como él, un cantante así, es único…” “Mirá, hasta para hoy en día el tipo es actual…”

Y blah blah blah…

Me dí cuenta que estaba repitiendo casi con las mismas palabras lo que mi viejo decía cada vez que escuchaba a Carlos Gardel.

“Ufaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!” Pensaba cada vez que él se deshacía en elogios para con su ídolo. No entendía a lo que él se refería, no quería intender ni me interesaba pero pasé toda mi vida con mi padre escuchándolo hablar de Carlitos y encima en tiempo presente!

Como hago yo cada vez que hablo de Elvis!

Lo que me lleva a declarar lo más objetivamente posible, que es inevitable parecerte a tus viejos cuando llegás a la adultez. No solamente en lo que se refiera a hablar de tu ídolo.

Yo me quejo de las mismas cosas que se quejaba mi viejo, comprendo el por qué de su malestar con ciertos temas porque son esos mismos temas los que genuinamente me molestan también.

Ahora sí comprendo por qué le parecían ridículas ciertas cosas, actitudes y / o personas o personajes porque a mí me generan la misma reacción.

Me está pasando mucho últimamente. Porque sucede algo y pienso o digo mi opinión al respecto y es como si tuviera a mi viejo al lado diciéndolo y yo lo estuviera escuchando…

Te pasa a vos también?