Evento Y Chocolates

Inesperadamente, hace unas semanas llegó a mi casilla de email una invitación de la gente de ZChocolat.

Hace mucho tiempo que yo estaba en la lista de contactos de esta empresa porque, creo recordar, yo una vez hace miles de años, solicité un catálogo. Desde entonces, recibía periódicos emails contándome de sus novedades.

Claro que una invitación a un evento donde se degustarán chocolates es todo un acontecimiento! Y, además, tener la posibilidad de llevar cuatro invitados… no es para desaprovechar ciertamente!

La cita era en el Waldorf Hilton desde las 6pm hasta las 10pm. Invité a Pity, a unos amigos y a mi primo Sergio. Llegamos puntualísimos y se notó!

Fuimos primerísimos! Mejor!

En un principio, cuando leí que se trataba de una cata de chocolates, imaginé que seríamos un pequeño grupo o varios grupos, quienes nos sentaríamos a degustar chocolates y la empresa a contarnos de qué se trataban, el por qué de este evento, etc.

Pues nada de eso. Llegamos y muchas de las promotoras, que apenas hablaban inglés (francés era su otra lengua) nos dieron un pequeño libro con cada bombón catalogado con un número y una muy completa descripción del mismo.

Los catálogos.

Sobre cada mesa había dos variedades con la correspondiente explicación, muy completa por cierto.

Según lo que leyeras y si te apetecía, lo probabas, así, libremente, vos con tu manito agarrando un bombón. Las veces que quieras. El Paraíso.

Los bombones son numerados porque todos tienen la misma forma salvo las trufas, que son bien redonditas. Acá tienen el catálogo online.

El sabor? Sublime! Son buenos en serio! Uno de mis favoritos fue el relleno con lavanda. Había decidido empezar con los de chocolate semi amargo y seguir con alguno de chocolate con leche y terminar con el chocolate blanco… Pero no pude!

Constantemente los mozos traían y traían chocolates y jamás vi un plato vacío!

Por entre un biombo, saqué una foto de donde tenían los bombones todos prolijamente guardados.

Entre bombón y bombón yo tomaba un sorbo de agua sin gas para limpiar el paladar. Habré degustado unos cinco que decidí probar una de las trufas de chocolate semi amargo cubiertas con cacao en polvo.

Deliciosas, obvio pero… no pude probar más!

Y no es que me haya caído mal, no pude más! Se ve que mi límite son 6 bombones y ya!

Entonces me senté a charlar!

Mis invitados tuvieron mejor resistencia que yo, cada tanto se levantaban y probaban uno o dos y volvían. Fue bastante concurrido y nos habremos ido a las 2 horas y seguía habiendo gente.

La estrella del evento fue la presentación de un corazón de chocolate relleno de praline de avellanas con trocitos de avellanas.

Corazones. Eran enormes!

Yo pensaba que el corazón era hueco, pero no.

Y te lo daban a probar de a pedacitos que cortaban o te cortabas vos.

Todos coincidimos que fue uno de los chocolates más deliciosos que habíamos probado… en nuestras vidas! No les puedo explicar lo delicioso!

Lo que noté siempre es que los bombones de ZChocolat no vienen con las típicas cajas de cartón doradas… No… Estos chocolates se venden en monas cajas de madera, envueltos en su correspondiente bolsita de paño y empaquetadas con papel y selladas con lacre!

Ejemplo de cajas.

Otros ejemplos.

Los precios estaban allí pero en este evento no se vendía nada. Sólo se ofrecían los bombones para degustar.

Empaquetados.

La pasamos genial!