Polka Dot Chocolate Cake


Fue el cumpleaños de una compañera de trabajo hace unas semanas y me ofrecí a hacerle una torta. En realidad, cada vez que es el cumple de alguien, me ofrezco, quiero tener una excusa para probar recetas.

Esta vez la torta la saqué de un libro maravilloso llamado The Great British Bake-Off, un libro sobre un programa de tele que fue todo un suceso de rating. Se trataba de gente común que competía haciendo diferentes tipos de ítems clásicos de repostería y siempre, al final del programa, se iba uno.

El programa también era agradable porque la conducción era agradable. La principal es una señora que se llama Mary Berry, una especie de Choly Berreteaga, porque es así de flaquita y simpática. Es una ecónoma muy conocida.

Bueno, la cuestión es que hice una torta que es muy original porque un ingrediente principal de la masa es chocolate blanco.

Esta torta es ideal para tomar con el té, sola, así de sequita como es. Yo le puse un relleno de buttercream de café porque generalmente las tortas de cumpleaños tienen que tener algo más.

Manos a la obra!

Ingredientes

150g de chocolate blanco en trocitos

200g manteca blanda

3 huevos grandes

Ralladura de media naranja

150g de azúcar común, no la finita

200g de harina leudante (yo usé la común para repostería y le agregué una cucharadita de polvo de hornear)

Procedimiento

– Precalentar el horno a 180 grados.

– Derretir el chocolate blanco, a baño maría o un minuto en el microondas y revolver bien para que se derrita del todo. Un minuto es suficiente, si lo dejan más tiempo, el chocolate se cocina.

– Aparte, batir los huevos hasta que hagan espumita. Agregar la ralladura de naranja y el azúcar y seguir batiendo hasta que la mezcla se parezca a una mousse, o sea, cuando llegue al punto cinta, como expliqué acá.

– Al chocolate ya derretido, agregarle la manteca e incorporar todo de a poquito y con amor y cuidado.

– Agregar esta mezcla a la anterior.

– Cernir la harina y agregarla de a poco a toda esta mezcla.

– Enharinar un molde y verter.

– Lleva alrededor de 40 minutos, ustedes verán.

La torta original se llama Strawsberry and White Chocolate Cream Cake porque el relleno es crema con frutillas, pero no es fácil llevar una torta así al trabajo, por eso es que opté por el buttercream. La receta que usé la escribí acá.

La cantidad de buttercream que hice me alcanzó justo para el relleno y para la parte de arriba. Para los costados hice uno de emergencia, de chocolate con leche y le pegué almendras fileteadas.

Y como me sobró un poco de esta última crema, tomé un stencil para tortas que compré en IKEA y le hice estos lunarcitos (polka dots) tan monos.

Como dije antes, la torta sola es rica igual, así que a soltar la imaginación!