San Francisco Día 4

(Escrito el 22 de noviembre)
El cuarto y último día en San Francisco fue en realidad un medio día. Pero lo aprovechamos bien desde temprano, con un buen desayuno.
Qué mejor que ir a un lugar súper recomendado en todos lados, famoso en San Francisco y alrededores, donde para entrar hay que hacer cola!

Fuimos para Mama’s.
Mama’s es famoso por sus desayunos pero también se sirven almuerzos.

Se prepara todo ahí, delante tuyo!
Lo que caracteriza a este restaurant es, además de su popularidad, su cocina casera, las tortas… hasta la mermelada que te ponen sobre la mesa es casera.

Bueno, digamos que éso parece. Recordad que estamos en USA, donde no todo lo que reluce es oro…

Por ejemplo, los dueños. Nosotros pensábamos que tenía que ver con lo italiano ya que se encuentra en un sector de San Francisco donde abundan los negocios y restaurants italianos (enfrente de Mama’s hay una panadería famosa por sus focaccias). Pero supimos que los que abrieron este restaurant se apellidan Sánchez.

Y hablando con un mozo me dijo que los dueños no hablan español…

De todas formas, disfrutamos mucho de nuestros desayunos, los cuales voy a mostrar en otro post. Yo pedí un Chocolate French Toast y Ale pidió Dungeness Crab Benedict, huevos benedictinos con cangrejo.

Es chiquito por dentro!

Con la pancita llena nos tomamos un colectivo en la esquina y fuimos a Coit Tower, una torre construida en 1933 en estilo Art Deco.

The Coit Tower.
Ale subió en el ascensor y yo la verdad, no tenía ganas, tenía sueño. Me quedé abajo, sentada en un banco y mirando los murales que describen las diferentes industrias de San Francisco.

Tan al estilo de Diego Rivera!

Espectacular vista desde arriba de la Coit Tower.

Se puede llegar a apreciar lo empinadas que son las calles.
De allí bajamos por Filbert Street, una calle que es en realidad escalones de madera, rodeados de árboles y plantas y cada tanto te encontrás con casas.

Fíjense qué hermoso! De cuento!
Fue un placer recorrerla, claro, porque íbamos para abajo.

Bajamos desde allá arriiiiiiiibaaaaaaaaaaaa!!!! Desde más arriba desde donde se ve la escalera, eh!

Esto es una pequeña parte de todos los escalones que bajamos.

Al bajar del todo, llegamos a la Levi Plaza, hermosa realmente!

Llamada así porque aquí se encuentra la oficina central de Levi’s.

Ya era el mediodía y nos esperaba un mini trekking para divisar el Golden Gate desde otra perspectiva. Se dice que desde este lugar se tiene una de las mejores vistas del puente.

Es cierto!

Nos volvimos a tomar otro colectivo que tardó como una hora hasta llegar a Land’s End, sobre la costa. Aproveché y me dormí recostada sobre Ale.
Y menos mal, porque la caminata no fue corta pero sí entretenida.

Disfrutamos mucho las caminatas rodeada de vegetación. Todo verde alrededor.

Cuando terminamos, a las 14 horas caminamos un poco por la parte residencial hasta tomarmos el colectivo de vuelta al hotel y al rato nos pasó a buscar la van para llevarnos al aeropuerto.

Ya se estaban preparando para Thanksgiving!

Y de vuelta a casa!