El Frío Y Los Vestidos

Oficialmente ya es invierno. Acá no es como en Argentina que cada tres meses, el día 21, empieza una estación. El invierno empezó el domingo pasado cuando adelantamos una hora. El verano comenzará el año que viene, cuando la atrasemos.

Este invierno por ahora es bastante templado al promedio de temperatura que se vive por esta época. Están haciendo alrededor de 11 grados todas las mañanas lo cual hace que salga abrigada pero no muerta de frío.

Mi uniforme básico del trabajo es pantalón, camisa o blusa, algún saquito si las mangas son 3/4 (Cómo las odio! Pero todo ahora viene con mangas 3/4!), un tapado, una pashmina en forma de bufanda, medias can-can finitas y zapatos, ni siquiera botas.

Obviamente que sé que este clima no va a durar mucho más y en cualquier momento la temperatura baja con todo así que a todo eso le tengo que agregar guantes, gorro, botas y un tapado más abrigado. Y encima de las can-can, medibachas de lana.

Un horror porque las medibachas de lana te agrega un talle y son incómodas. Pero ante el frío yo me defiendo!

Una es mujer y mira vidrieras. Y ve las cosas lindas y nuevas que hay y quiere ponérselas. Mi desventaja es que soy friolenta. Y algo que siempre evito porque me da miedo (sí, ésa es la palabra) saber que voy a tener frío, son los vestidos o polleras.

No las uso porque me muero de frío! Entonces me harto el invierno usando pantalones.

Pero…

He descubierto la solución.

Hace unas semanas me dí una vueltita por Primark y en la sección TIGHTS, donde hay de los colores y diseños que te imagines, descubrí un engendro entre calza y medibacha.

Las usás y a ojos de todo el mundo y del tuyo tenés puestas unas can-can negras opacas normales. Pero adentro, queridas, están recubiertas con ese material que también tienen por adentro los buzos (sweatshirts) para mantenernos calentitos.

Reíte (o llorá), este es el precio: £3.50!
Los piecitos. Ves? Son bien opacas.
Se ve bien cómo es por dentro?

Como estas medias son de lycra, se te adhieren al cuerpo y salís con eso a la calle y te reís del frío porque no lo sentís! Te insula completamente, es vivirlo para creerlo!

Este fin de semana me compré unos vestidos para animarme a usarlas para ir a trabajar y enfrentar con valentía el día.

Éxtasis total.

(Vos que sos friolenta como yo, seguro me entendés.)