Eton Mess

Eton es un colegio para varones súper súper exclusivo. Con decir que ahí estudio Prince William. Es un colegio con una larga tradición y muchos políticos han estudiado allí. Se lo conoce como una public school, que de público como se entiende la palabra estrictamente, no tiene nada!

Es clasista por donde se lo mire, los uniformes de los chicos son un jaqué negro con camisa y corbata blancas y pantalones a rayitas. Queda muy cerca de Windsor y sinceramente me despierta curiosidad visitarlo aunque no sé si se puede.

De todas formas, esto viene a cuenta porque hay un postre muy famoso llamado Eton Mess. Mess en inglés significa desorden, lío, revoltijo pero también es una palabra que sirve para describir un alimento suave, blando.

Se empezó a servir en el colegio alrededor del año 1930 y originalmente era hecho con frutillas o bananas mezclado con crema o helado. Tradicionalmente se sirve en el colegio cuando se juega el clásico Eton – Winchester (otro colegio exclusivo) en cricket.

Hoy en día es una base de merengues, crema y frutillas con alguna salsita dulce.

Es tan delicioso! Anoche lo hice. Mientras cenábamos, puse a macerar con azúcar unas frutillas cortadas con unos arándonos. Eso hace que despidan un juguito.

Cuando terminamos de cenar, tomé dos copas, desmenucé unos merengues, le agregué unos copones de crema bien batida y encima los frutos rojos. Luego le agregué un concentrado de jugo de caña que compré en España el año pasado (de consistencia de miel pero mucho más rica) y voilà! Los dulceros Sergio y yo, felices!

Si quisieran una versión light, a la crema la pueden reemplazar por yogur natural o el que les guste.

Y por aquí cómo andamos? Mejor, más tranquilos. Ha salido mucha gente con escobillones a limpiar la ciudad, hay más policías, todavía hay tensión pero todos somos optimistas de que todo pasará, que esto sea nada más que un mal recuerdo y que  London no sea un mess.