Ricotta Cake Con Frutillas


Hace unas cuantas semanas vi en el supermercado unos potes de ricota de 250g a £o.99 y decidí comprar dos y ver qué se me ocurría hacer.

Dulcera como soy, me decidí por una tarta de ricotta, algo que nunca había hecho. Encontré una receta standard y la hice y me encantó el sabor y la consistencia alcanzada.

Me copé y volví a comprar dos potes. Cuando la voy a hacer nuevamente, noto que tenía una cajita de unos 250g de frutillas que pedían a gritos que las usara. Entonces se me ocurrió mezclarle frutillas a la tarta. Pero como sé que las frutillas despiden jugo, a la receta básica le agregué un huevo y finalmente la receta me quedó así:

Ingredientes

500g de ricotta

100g de azúcar impalpable

3 huevos

200g/250g de frutillas

2 cucharaditas de azúcar normal

ralladura de un limón

1 base de tarta

Procedimiento

– Encender el horno y forrar un molde con la masa de tarta.

– Cortar las frutillas, ponerlas en un bowl, rociarles las dos cucharadas de azúcar y luego la ralladura del limón.

– En otro bowl poner la ricotta y mezclarle de a poco los 100g de azúcar impalpable. La mezcla se hace muy aterciopelada y de a poco agregarle los huevos, de a uno. Ir agregando los huevos una vez que esté la mezcla bien amalgamada.

– Finalmente agregarle las frutillas y cuidando que no tengan muuuuucho jugo. Mezclarlas con amor y verter esta mezcla sobre la base de tarta.

– Al horno a 180 grados por alrededor de media hora.

Queda livianísima, como si fuera un cheesecake muy suave y, estimo, con menos calorías.

Quién la prueba este fin de semana?