El Chupetito

Para qué sirve el chupete? No soy madre pero me doy cuenta de que es una forma de consolar al bebé cuando llora o tranquilizarlo cuando se siente incómodo. Más allá de los efectos secundarios que pueda tener (leí por ahí que puede malformar el paladar o los dientes) es una buena ayuda para los padres cansados.

En mi caso, desde el momento mismo de nacer mis gritos hicieron saber al mundo que tengo unos buenos pulmones y que no quería chupetes para nada! Me cuentan que eran tantos mis agudos que enseguida me trajeron el chupete y lo escupí y nunca más pudieron hacer que usara uno… y, por meses, nunca más se pudo dormir en mi casa!!!

Pero cuando somos grandes, por supuesto que no usamos chupetes pero he notado (en mí) que a lo largo de los años, yo he necesitado de ciertos objetos como si fueran un chupete.

A estos objetos yo los llamo “el chupetito”. Por ejemplo, hace muchos años yo no podía salir si no me había puesto perfume, sentía que me faltaba “algo” y no me sentía cómoda ni tranquila. Era capaz de volverme a casa (si no estaba muy lejos, obvio) para perfumarme.

Hoy en día, no puedo salir sin tener un paquete de pañuelos descartables encima: En cada cartera y cada bolsillo de tapado, saco, saquito, blazer, piloto, tengo uno. Si se me llegaran a terminar y estoy en la calle, hasta que no encuentro un negocio donde comprar un paquete no dejo de preocuparme por qué pasaría si estornudo y no tengo con qué limpiarme!

(Escribiendo sobre esto pienso: “Pero cómo puede ser que no esté tranquila sin un pañuelo!?!?!” Y bueno… no, no puedo!)

Tampoco me faltan debajo de la almohada o en su defecto, una caja sobre la mesa de luz.

Y otro objeto que me hace sentir incómoda si me falta es mi cadena con una medalla de gatita. Me siento rara si no la tengo puesta.

Pero anduve preguntando por ahí y no soy la única…

– Una compañera de trabajo no puede salir sin el corrector para ojeras.

– Ale no puede pensar y/o analizar algo en su trabajo si no tiene una lapicera en particular entre sus manos.

A los demás que les pregunté o no entendieron o se hicieron los cancheros! Estoy segura de que todos tenemos un chupetito que nos tranquiliza saber que está ahí, para cuando lo necesitemos!

Por ejemplo, vos. Cuál es tu chupetito?